Corbellini descartó “una apoyatura externa”, pero no pudo explicar por qué los presos no iban esposados

El jefe de la Central de Información Criminal “OJO”, comisario Daniel Corbellini, dijo que esta mañana “se estaban realizando allanamientos y otras medidas judiciales” para dar con los seis reclusos que continúan prófugos tras la espectacular fuga de ayer al mediodía en la autopista a Santa Fe. A la vez consideró que “debería revisarse” el protocolo de traslados de detenidos para ver a familiares, pero no supo responder por qué los internos viajaban sin las esposas colocadas.

Este caso es investigado como facilitamiento de evasión por la fiscal de la Unidad de Violencia Institucional, Carina Bartocci, junto con la División de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad. Todo sucedió después de mediodía cuando un minibús del Servicio Penitenciario, custodiado por nueve efectivos, regresaba a la cárcel de Coronda con 13 reclusos que habían visitados a sus familiares en Rosario.

Cuando el vehículo circulaba por la autopista a Santa Fe, a la altura de Granadero Baigorria, se produjo la evasión de 9 presos. Los internos iban sin esposas y prendieron fuego para forzar la detención del colectivo. Así lograron quitarle las armas a los custodios y se produjo una refriega en la que dos efectivos del SP resultaron heridos.

Consultado sobre si se puede “comprar” una fuga de presos, observó: “Se han pagado fugas y en otra no, pero acá está descartado que haya habido apoyatura externa” y agregó: “Quizás haya alguna persona que saque ventaja de la situación, la investigación tendrá que ver las responsabilidades”.

Luego, explicó que las visitas íntimas, como las que habían tenido los internos que estaban en el colectivo, son autorizadas por jueces: “Sabemos que se los acerca para que vean a sus familiares de Rosario con una orden judicial, hay que tener autorización para sacar a un recluso”, indicó.

Corbellini desconoce si los internos trasladados estaban o no esposados en el momento de la fuga. “Es una circunstancia a establecer, hay que ver si el transporte es celular con celdas o si iban sentados, habrá que ver también lo que declaren los detenidos recapturados”, mencionó. Sobre los disparos que se ejecutaron, dijo: “Habrá que periciar de que arma salió”. Y en relación a si los agentes que participaron eran idóneos para este tipo de tarea, observó: “No sé la antigüedad que tienen pero evidentemente tienen experiencia porque para trasladar presos de Coronda la tienen que tener”.

Fuente: Rosario3.com