Copa Sudamericana: Central empató sin goles frente a San Pablo

Central y San Pablo no se sacaron diferencias en la ida de la primera ronda de la Copa Sudamericana en el Gigante de Arroyito y el equipo de Leo Fernández afrontará la vuelta con la tranquilidad de no haber sufrido goles en contra. Pese a estar un buen tramo del juego con un hombre de más, no encontró los caminos hacia el gol y terminó conformándose con la igualdad. Lo buscó pero no tuvo las herramientas en ataque para desequilibrar. De hecho, la ocasión más clara fue del visitante con un zurdazo tremendo de Nené que dio en el travesaño del arco defendido por Jeremías Ledesma.

La veloz expulsión del zaguero Rodrigo Caio por un atroz codazo sobre Marco Ruben marcó ña ventaja para el Canalla, que sin embargo no supo aprovechar las situaciones en las que se acercó al arco visitante.

El propio Ruben, que volvió a ser titular, hizo levantar al público canalla a los 10 segundos de juego. Aprovechó una desinteligencia en el fondo rival y sacó un remate de zurda de larga distancia que salió apenas desviado.

Y a los 5′ la situación se repitió. Ruben picó en profundidad tras un centro cruzado y quedó de cara al arco pero no llegó a conectar la pelota. Tres minutos más tarde, otra vez el capitán canalla quedó de cara al gol. Se elevó en el área chica y conectó un centro de cabeza, pero su remate salió por arriba del travesaño.

A los 26′ el canalla volvió a activar alarmas en el arco paulista. El mediocampista Maxi Lovera ejecutó un tiró libre desde la izquierda con destino de gol, pero el arquero Sidao respondió muy bien. La primera acción de peligro del elenco brasileño llegó a los 27′. El mediocampista Nené se metió en el área por la derecha y remató cruzado, pero el arquero Jeremías Ledesma llegó a rechazar.

A los 35 se produjo un quiebre en el partido. San Pablo se quedó con un jugador menos debido a que el defensor Rodrigo Caio vio la roja tras darle un codazo en el rostro a Ruben cuando los dos habían saltado a disputar una pelota en altura.

Central siguió yendo para adelante y generando peligro. El juvenil mediocampista Joel López Pissano tuvo una clara en su pie derecho. Sacó un violento remate desde afuera del área, pero la pelota salió por arriba del horizontal.

El balance del primer tiempo resultó positivo para el dueño de casa. Principalmente por su nivel de juego y por lo que generó. Pero no tanto porque no logró aprovechar las situaciones de gol que generó. El equipo de Leo Fernández salió a jugar el complemento con el arco de San Pablo entre ceja y ceja. Intentó repetir su repertorio y aprovechar el hecho de que tenía superioridad numérica. Pero no estuvo fino en el manejo de la pelota ni en el juego asociado. Entonces, le costó inclinar la cancha a su favor.

Recién a los 15′ Central volvió a exigir al arquero Sidao. Y otra vez a través de Ruben, que conectó de cabeza un centro en el primer palo pero nuevamente su remate fue despejado.
Tres minutos más tarde el local casi paga carísimo su falta de efectividad. Porque San Pablo hilvanó la jugada de gol más clara del partido. El mediocampsita Nené paró la pelota dentro del área, apuntó, y reventó el travesaño con un violento zurdazo.

El Pachi Carrizo vio la roja en el cierre y se perderá el partido de regreso. El empate sin goles deja abierta la serie, que se resolverá el 9 de mayo en Brasil. Un desafío para medir fuerzas para el Canalla.