Controles en Pichincha y el río dejaron un saldo de 28 casos de alcoholemia positiva

En el marco de los controles de alcoholemia y recorridos preventivos realizados las zonas de Pichincha y el río en último fin de semana, la Secretaría de Control y Convivencia municipal remitió 38 vehículos al corralón, 28 de los cuales fueron por alcoholemia positiva.

Uno de los casos registrados alcanzó los 2.78 gramos, valor que quintuplica la cantidad de alcohol permitida para conducir.

Los operativos se realizaron por agentes de las áreas de control en colaboración con la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe entre la tarde del último jueves y la madrugada de este domingo.

En este marco, se remitieron 38 vehículos al corralón municipal; 28 de ellos fueron casos de alcoholemia positiva mientras que las restantes son unidades cuyos conductores no pudieron acreditar debidamente documentación o elementos de seguridad reglamentarios.

El test de alcoholemia realizado al conductor de uno de los vehículos interceptados el último sábado a la madrugada arrojó 2.78 gramos de alcohol en sangre, siendo que el máximo permitido para autos particulares es de 0.50 gramos.

Las acciones impulsadas por la Secretaría de Control y Convivencia persiguen la promoción de condiciones de seguridad y convivencia, tanto para conductores como para peatones, en base a un ajustado respeto a las normas.

Desde la dependencia se implementó un nuevo modo de prevención y control en Pichincha y en la zona balnearia atendiendo a la gran concentración de ciudadanos y ciudadanas que se produce en ambas zonas cada fin de semana.

Se trata de los denominados trinomios, una unidad de trabajo compuesta por agentes de la Guardia Urbana Municipal (GUM), Control Urbano y la Dirección General de Inspección que concretan intervenciones conjuntas en lo que refiere al uso del espacio público, ruidos molestos y el funcionamiento de los comercios, abordando integralmente las situaciones que se presenten.

El operativo incluye el control del tránsito vehicular a través de personal de la Dirección General de Tránsito y Fiscalización de Transporte. De esta manera, la secretaria Carolina Labayru confirmó que este fin de semana, se reforzaron los recorridos preventivos llevados adelante desde la tarde hasta la madrugada.

«Los trinomios aportan una resolución integral y dinámica a las problemáticas que tienen lugar. Este fin de semana han tenido una actuación satisfactoria, aportando a la construcción de espacios públicos más ordenados y seguros, en donde el respeto a las normas y a los derechos del otro son prioritarios», concluyó la secretaria.