Construirán 640 nuevas viviendas en la zona norte de la ciudad de Rosario

El gobernador Miguel Lifschitz firmó este jueves el contrato de adjudicación con las cuatro empresas que ejecutarán 640 viviendas en la zona norte de Rosario. Acompañado por la intendenta Mónica Fein, el secretario de Estado del Hábitat, Diego Leone, y el secretario general del Ministerio del Interior, Mauricio Collelo, Lifschitz aseguró que “en tiempos en los que solo se habla de dólares, de tasas y de mercados, a nosotros nos gusta más hablar de estos temas, porque son los que le interesan a la gente”.

“Este es un país que necesita desarrollo, crecimiento e inversión pública y privada, que necesita generar empleo, darle oportunidad a las nuevas generaciones de que puedan encontrar una salida laboral y a través de su trabajo puedan acceder a algo fundamental para la construcción de la familia como es la vivienda y el techo propio”, enfatizó.

“Hoy 640 familias de Rosario van a tener esa oportunidad. Sabemos que muchos no puede acceder sin el apoyo del Estado, en algunos casos con financiamiento, en otros con construcción, con infraestructura o con lotes propios. Lo cierto es que con diversas alternativas necesitamos un Estado presente para que las familias santafesinas puedan llegar al sueño de la vivienda propia”, expresó.

“Construir viviendas no es solamente construir una casa, es construir ciudad. Hay que pensar en los servicios, el trazado urbano, la conectividad, la infraestructura que se requiere, las escuelas, los centros de salud y los espacios para la actividad comercial, lo que implica toda una tarea de planificación para que esos lugares sean realmente lugares de desarrollo personal, colectivo y familiar”, destacó Lifschitz.

En tanto, la intendenta agradeció “tanto al gobierno provincial, como el gobierno nacional, a los equipos municipales y por supuesto a la Unión Obrera de la Construcción que impulsa estos proyectos porque sabe que generan trabajo”. Fein contó el proceso realizado en Zona Cero, donde los vecinos eligieron que se llame Roberto Fontanarrosa y también propusieron nombres a sus calles, algo que promete repetir en este nuevo barrio que tendrá la ciudad.

Las viviendas

Las unidades corresponden al acuerdo rubricado con Nación en el mes de abril. El proyecto prevé construir 640 nuevas casas en el complejo habitacional ex Villa Olímpica, lindero a barrio Rucci, en Salvat y Circunvalación.

Las viviendas tendrán dos dormitorios (serán de una y dos plantas). Del total de casas, 31 estarán adaptadas para personas con discapacidad.

La nueva urbanización, que beneficiará de manera directa a 3000 rosarinos, cuenta con financiamiento conjunto de Provincia y la Nación por un monto de $ 675.028.507. Del total de esos fondos, el 55% será aportado por el gobierno provincial, alcanzando la suma de $ 368.935.308 mientras que el restante 45% proviene de fondos nacionales y llega a los $ 306.093.200.

Por su parte, el gobierno provincial ya realizó las obras de infraestructura en el sector, hecho que permitirá proveer de todos los servicios básicos a las futuras viviendas. La obra se dividirá en cinco proyectos a cargo de las empresas Epreco S.R.L., Pecam S.A., UTE Zanini S.R.L. y Hormigonera del Litoral S.A., y Dinale S.A. Las unidades fueron licitadas en junio de 2017 y en la oportunidad se presentaron 35 ofertas.