Conmoción en Venado Tuerto por la muerte de un nene ahogado en la pileta de un club

Un nene de nueve años se ahogó este domingo en la pileta de un club de Venado Tuerto. De acuerdo con el fiscal, la piscina fue habilitada pese a que no contaba con medidas de seguridad e higiene y tampoco había un guardavidas a cargo. Por el hecho, dos directivos del Club Talleres quedaron imputados por homicidio culposo y recuperaron la libertad.

Familiares de la víctima denunciaron este domingo, pasadas las 17.30, la desaparición del niño de 9 años, por lo que personal de bomberos voluntarios realizó un rastrillaje en la pileta del club Defensores Talleres, de Venado Tuerto, donde encontraron el cuerpo del chico. Pese a las maniobras de reanimación que le practicó personal del Sies, el pequeño falleció.

  • Si bien en un primer momento se especuló con la posibilidad de que el chico ingresara sin permiso a la pileta, el fiscal Mauro Blanco aseguró que las instalaciones estaban habilitadas al público pese a que se encontraba en mal estado, sin guardavidas y sin medidas mínimas de seguridad e higiene.
  • Blanco le dijo al portal Venado24 que en el momento en que el chico se ahogó había cerca de 50 personas en las instalaciones, y que se encontraban presentes también la secretaria del club y el presidente. Por ese motivo, el fiscal ordenó la detención de ambos directivos de Defensores Talleres.

La Fiscalía los imputó por “inobservancia de reglamentos y responsabilidades, al permitir el ingreso a la pileta que no estaba habilitada, sin bañero y con agua turbia y en mal estado”. En los alrededores de la pileta “no había señalamiento ni vallas de seguridad”, indicaron.

 De acuerdo al resultado que arrojó la autopsia, el niño no sufrió ningún tipo de golpe previo a su deceso. Lo llamativo del caso es que en el momento había personas utilizando el natatorio y nadie se percató de la situación, algo que atribuyen en parte al mal estado del agua.

“El niño estuvo sumergido por aproximadamente 40 minutos, observamos un mal estado de la pileta, con el agua absolutamente turbia, donde no se veía nada, sin un bañero presente ni división de la parte más profunda de la pileta con la más baja”, precisó el fiscal del caso.