Confirman que el polvo secuestrado en el vestuario visitante del Coloso era talco

Un nuevo estudio especializado confirmó que el polvo secuestrado en la previa del clásico rosarino en el vestuario visitante que debía ocupar el plantel de Central en el Coloso Marcelo Bielsa era talco. El Departamento Biológico de la Policía de Investigaciones de Santa Fe ratificó la versión que había liberado Diego Maio, coordinador de Seguridad Deportiva provincial, en torno al polémico hecho que acarreó controversia y obligó al equipo de Edgardo Bauza a mudarse a otro vestuario del estadio.

En el lugar también se halló arena y se secuestró un líquido con fuerte olor amoniacal. Se determinó que los fuertes olores que provocaron diferentes complicaciones en los utileros de Central se debieron al producto empleado para retirar el talco y no a sustancias presentes en el polvo mismo.

La persona que lo puso ya fue detectada por las cámaras de seguridad y se aplicará el derecho de admisión.

Maio había explicado tras el clásico que el polvo hallado “en una primera observación se trata de talco”. Agregó que el olor que había en el lugar pudo haber sido causado por un químico utilizado por personal de limpieza que ingresó después de haberse conocido el hecho.

El funcionario además había contado que el vestuario no fue revisado antes del hecho porque “no estaban las llaves”. “Se dejó a un policía en el lugar, de custodia. Cuando aparecieron las llaves fue cuando llegó la utilería de Central, que fue tres horas antes de la llegada de los jugadores”, comentó.