Confirmado: el cuadro recuperado es el que robaron hace 35 años del Museo Estevez

Expertos en arte que viajaron de Rosario a Montevideo concluyeron que una pintura recuperada en un operativo policial en Uruguay es el original de Bartolomé Esteban Murillo robado hace 35 años del Museo de Arte Decorativo Firma y Odilo Estevez, de acuerdo a los estudios que le realizaron. Los trámites para repatriarlo a la ciudad ya están en marcha. 

La obra recuperada, que estaría valuada entre 1,5 y 3 millones de euros, fue resguardada en la Oficina Central Nacional de Montevideo y luego entregada en carácter de depositario al Museo de Artes Visuales, también en la capital uruguaya, donde se realizaron las pericias para establecer si se trataba de parte del botín que un grupo de delincuentes obtuvo en un golpe realizado el 2 de noviembre de 1983.

Funcionarios de la secretaría de Cultura y expertos en arte viajaron a Montevideo para analizar “Santa Catalina”, del español Bartolomé Esteban Murillo (1618–1682). Llevaron el marco original desde Rosario, para cotejarlo con las marcas que posee el lienzo. Las conclusiones fueron que el cuadro recuperado es el original.

Esta obra de arte del siglo XVII fue robada apenas tres días después de que resultara electo presidente Raúl Alfonsín, cuando también se alzaron con obras de El Greco (“Retrato de un joven”), Francisco José de Goya y Lucientes​ (“Doña María Teresa Ruiz Apodaca de Sesna”), José de Ribera (“El profeta Jonás saliendo de la ballena”) y Alonso Sánchez Coello (“Retrato de Felipe II”). Es decir, algunos de los lienzos más valiosos de la colección del museo rosarino, botín que por entonces fue valuado en 13 millones de dólares.

Las acusaciones recayeron en una banda encabezada por el chofer de Aníbal Gordon, jefe de la Triple A y líder de un un grupo de tareas cuyo centro de operaciones era Automotores Orletti. Fue después de que se recuperaran dos cuadros, en octubre de 1995, cuando el lugarteniente de Gordon, Ernesto Guzmán, fue atrapado en el barrio porteño de Belgrano mientras llevaba el lienzo de Goya oculto en la parte trasera de una camioneta. La obra de Sánchez Coello fue encontrada en los allanamientos posteriores. El juez que tuvo a su cargo el caso llegó a procesar a tres personas por robo calificado y a otra por encubrimiento, pero los procesamientos fueron revocados y se dictó la falta de mérito a los cuatro imputados.

El pasado 31 de octubre, horas antes de que se cumplieran 35 años del robo, Interpol comunicó oficialmente la recuperación de la “Santa Catalina” del sevillano Murillo. Fue descubierto tras una investigación e interceptado cuando era transportado en un auto que se dirigía al este de Uruguay por la ruta interbalnearia. Al parecer, los delincuentes iban camino a venderlo en Punta del Este. Cinco personas fueron detenidas.

Historia del robo

El 3 de noviembre de 1983 fue robada la pintura de Bartolomé Esteban Murillo del Museo Municipal de Arte Decorativo “Firma y Odilo Esevez” ubicado frente a la Plaza 25 de Mayo, a metros del Palacio de los Leones. En ese entonces, tres delincuentes atacaron por sorpresa a tres empleados que amordazaron y trasladaron a la parte alta del museo, donde los dejaron encerrados.

Tras retirar las telas de los marcos, huyeron hacia un automóvil ubicado frente a la puerta posterior del edificio en calle San Lorenzo, vehículo en el que escaparon.

Fuentes de la investigación dijeron aquella vez que se trataba de una acción hecha por profesionales, pues sólo ellos se toman la molestia de desmontar la tela del marco cuidadosamente: los inexpertos acostumbran a cortar la tela, con navaja, al ras del marco, se informó.

Los cuadros robados fueron: el Retrato de un joven, de 0,95 por 0,70 metros, de El Greco; Santa Catalina, de 0,89 por 1,15 metros, de Murillo; El profeta Jonás saliendo de la ballena, de 1,80 por 1,50, de Ribera; Retrato de Felipe II, de 1,83 por 1,03, de Sánchez Coello, y Doña María Teresa Ruiz Apodaca de Sesna, de 1,26 por 1,28 metros, de Goya.