Con un reloj de arena gigante, Giuliano y Weskamp llamaron a “darlo vuelta”

Los concejales Diego Giuliano y Laura Weskamp sorprendieron en la mañana de este sábado con la puesta en escena en la peatonal rosarina de un reloj de arena de más de dos metros de alto con el que aluden a los 24 años de gobierno socialista: “Abrimos los ojos del socialismo, pero aún con los ojos abiertos no pueden ver y resolver los graves problemas de violencia e inseguridad que vive la ciudad”.

“Si hay algo que este gobierno municipal no supo administrar es el tiempo. Hace 24 años que tienen la posibilidad de construir una ciudad segura, productiva,  que sea la ciudad solidaria y federal que debe ser, la ciudad que repare sus lastimaduras urbanas y las enormes diferencias de sus barrios. Es lógico, 24 años es mucho tiempo para cualquiera. Son siempre los mismos actores haciendo las mismas cosas, sin que se genere una verdadera alternativa”, afirmó Giuliano.

“En Rosario se está llegando demasiado tarde a cosas importantes. Hace 4 años el Municipio esquivaba el problema de la seguridad. Recuerdo que  en ese entonces el intendente (Miguel) Lifschitz nos decía que estábamos equivocados de campaña porque la seguridad era un problema de la provincia y no del municipio, y con ese criterio se perdieron 4 años. Ahora se reconoce que era necesario dotar de personal administrativo a las comisarías para que la verdadera policía pueda salir a patrullar la ciudad. Recién ahora comienzan a implementar cámaras de seguridad para prevenir el delito, aunque el número de aparatos es insignificante en relación a nuestra población. Una aguja en un pajar. Hoy el desafío es más grande, con la injerencia del narcotráfico y las drogas. El tiempo es clave y debemos combatir este flagelo que, en lo que va del año, ya cuenta con más de un centenar de homicidios”, manifestó Giuliano.

Por su parte, la concejala Laura Weskamp indicó: “La Municipalidad no ha logrado saldar su larga deuda con los barrios de la ciudad y es muy poca la obra realizada para cambiar una historia que hace 24 años que se repite y que se agrava. Hasta ahora no se sale de los anuncios y de la publicidad. Los cambios no se ven en la realidad. El desmanejo de los fondos para obra pública hace que las obras lleguen con retraso y a medias o que no lleguen nunca”.

“Por eso invitamos a los rosarinos a dar vuelta el reloj de arena y que los 24 años pasados puedan ser superados, con un nuevo tiempo de renovación en la ciudad”, concluyeron los ediles.