Cien instituciones recibieron donaciones tras la venta de bienes decomisados

El gobierno de la provincia entregó este viernes kits escolares en la escuela Nº 597 del barrio La Cortada de Reconquista, que se transformó en la institución número 100 en recibir elementos adquiridos tras la venta de bienes decomisados al delito. Se trata de una política inédita a nivel nacional, tanto la subasta de los objetos de valor –sobre todo vehículos- secuestrados a bandas criminales en el marco de investigaciones penales como la posterior aplicación de los fondos obtenidos a fines sociales.

El año pasado se llevó a cabo el primer remate público en la ciudad de Rosario y hace dos meses el segundo, en la capital provincial, a través de la flamante Agencia de Bienes Decomisados (Aprad), que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. A principios de 2019 comenzaron las donaciones en organizaciones gubernamentales y no gubernamentales de los cinco nodos de la provincia. Desde escuelas, hospitales y hogares a clubes, vecinales y asociaciones civiles.

El secretario de Gestión Pública, Matías Figueroa Escauriza, de quien depende la Aprad, reseñó que los elementos que se adquieren cubren necesidades culturales, recreativas, de esparcimiento, como por ejemplo kits deportivos, instrumentos musicales, tablets, monitores. También se han donado otros equipos electrónicos, por ejemplo, de audio, y hasta un lavarropas industrial al hospital de Villa Gobernador Gálvez. La de hoy en Reconquista fue la primera vez que se entregaron mochilas con útiles escolares.

“Compramos cartucheras, carpetas, hojas, biromes, lápices, voligomas, en fin, todo lo que necesitan los chicos para ir a clase, y se los dimos a 60 alumnos. Es un gesto simbólico que tiene que ver con devolverle a la sociedad, en especial a los niños, lo que los delincuentes le han quitado”, explicó Figueroa Escauriza, quien estuvo acompañado por el director del nodo Reconquista, Raúl Medina.

“En el norte santafesino son unas 15 las instituciones que en varias ciudades recibieron donaciones provenientes de Aprad; tal como nos ha pedido el gobernador Miguel Lifschitz recorremos la provincia de punta a punta para trabajar en todo el territorio y descentralizadamente”, agregó el funcionario, y anticipó que continuarán con las visitas. Además, está previsto un tercer remate de vehículos, del que pueden participar ciudadanos de Santa Fe y de otras provincias argentinas, como sucedió en las ediciones anteriores. Las recaudaciones obtenidas han sido millonarias.

Otra modalidad con la que trabaja la Aprad es la reparación a víctimas de delitos económicos (por ejemplo, damnificados por una banda rosarina que realizaba secuestros virtuales) y la compactación de piezas encontradas en desarmaderos ilegales. Todos los bienes que son secuestrados por orden de la justicia se guardan en galpones localizados en Santo Tomé y Alvear, donde se conservan en buen estado para su posterior aprovechamiento.

“Lo inédito de esta política que nos toca implementar, y nos pone a la vanguardia en materia de extinción de dominio, es que golpeamos al delito en donde más le duele, en su poderío económico, y lo que se obtiene va a sectores vulnerables, que lo necesitan”, concluyó Figueroa Escauriza.

También deben sumarse las donaciones de autopartes y motores provenientes de desarmaderos que fueron remitidos a escuelas técnicas de Santo Tomé y la reparación a víctimas de secuestros virtuales, que recibieron dinero en efectivo en un acto en la sede de la gobernación en la ciudad de Rosario.