Champions: Messi hizo un doblete y Barcelona ganó un partidazo en Wembley

Un doblete de Lionel Messi fue fundamental para la victoria por 4-2 de Barcelona sobre el Tottenham de Mauricio Pochettino en la segunda fecha del Grupo B de la Champions League europea. El rosarino fue la gran figura de los catalanes en Wembley, en un duelo que tuvo pocas equivalencias pero que se tornó complicado por los goles de Harry Kane y Erik Lamela que amenazaron con el empate. Philippe Coutinho abrió la cuenta e Ivan Rakitic habían abierto el marcador para la visita.

Además de los dos goles, Leo tuvo un duelo personal con el palo derecho. Insistió con dos disparos que rebotaron en el poste y la tercera fue la vencida, con un toque sutil que se abrazó a la red. En el final, apareció solo en el corazón del área y definió cruzado para sellar el triunfo blaugrana.

En detalle

En la primera jugada del partido, Messi entregó un balón largo para la proyección en velocidad de Jordi Alba por izquierda. El lateral español dominó y al ver la presurosa salida del arquero jugó hacia el medio para que Coutinho defina con serenidad y convierta el 1-0.

A los 28 minutos apareció un bombazo de Ivan Rakitic, quien capturó un rebote de volea desde afuera del área y colocó la pelota contra un palo con un fortísimo disparo cruzado. Así, el Barcelona se fue al vestuario con un cómodo 2-0, que pudo haber sido mayor pero Luis Suárez no estuvo fino en la definición.

En el complemento, el Tottenham salió a buscar el empate y dejó muchos espacios que el Barcelona aprovechó. En cinco minutos, Messi estrelló dos pelotas en los palos, un anticipo de lo que sucedería un rato después. Pero antes, Harry Kane armó una jugada bárbara individual y tras una serie de enganches definió al segundo palo con un remate a colocar que no pudo contener Ter Stegen.

El descuento no sirvió de mucho para el local porque inmediatamente llegaría el tercero del equipo de Ernesto Valverde. Leo Messi, ubicado como cerebro de la acción, rompió el ritmo del ataque con un pase al hueco para Jordi Alba, quien llegó hasta el fondo y lanzó el centro atrás para que el rosarino, luego de que Coutinho y Suárez dejen pasar la pelota, empujara el balón para el 3-1.

Pero cuando parecía todo terminado, apareció una nueva ilusión para el equipo de Pochettino cuando Erik Lamela, a los 20 minutos del complemento, gritó el descuento con un remate que descolocó a Ter Stegen producto de un desvío en Lenglet.

Sobre el final, Alba recuperó una pelota en ataque, buscó rápido a Suárez, quien la dejó pasar para que Messi llegue sólo por atrás y defina de zurda mano a mano para sentenciar el 4-2.