Central volvió a ser una sombra y cayó por goleada ante Unión en el Gigante

Central volvió a perder en la Superliga. En esta oportunidad por una goleada contundente: 4-0. Una vez más, el equipo de Edgardo Bauza se mostró impotente y carente de ideas. Y como si esto fuera poco, a la inconcebible falta de identidad le agregó la pérdida del orden defensivo, lo que hasta ahora había sido el único mérito que tenía tácticamente el ensamble del Patón.

Unión edificó una diferencia contundente desde el mismo inicio del partido, ya que tras acomodar a sus defensores y volantes para reducir a la mínima expresión a los canallas, llegó al primer gol luego de que Martínez se escapara tras una infracción a Elías Gómez para meter un pase a Mauro Pittón, quien se anticipó a la marca de Ortigoza y festejó.

  • El impacto fue tan sorpresivo que los canallas se desordenaron y fueron en pos de la igualdad. La que estuvieron a punto de conseguir, pero Nereo Fernández se interpuso para desviar un cabezazo del Chaqueño Herrera.
  • Central sufría horrores por el sector izquierdo, ya que José Luis Fernández y Elías Gómez no podían contener los embates tatengues, y desde allí los de Madelón iban haciendo la diferencia.

Por eso desde un remate de media distancia de Damián Martínez llegó el segundo tanto de Unión, quien contó con la invalorable colaboración del arquero Jeremías Ledesma, que por arrojarse antes la pelota le picó alta y lo superó. El score 2-0 y el partido ya parecía liquidado. Pero faltaba el complemento. El que lejos de permitirle a Bauza alcanzar una reacción con los cambios, profundizó la crisis.

A los 53 minutos Caruzzo sacó sobre la línea un remate de Pittón. Y al ratito nomás llegó el tercero de Unión. Un centro pasado de Martínez encontró libre de marca a Fragapane, que con un zapatazo venció a Ledesma.

Un atisbo de esperanza parecía encenderse a los 70′ para los canallas, cuando Marco Ruben logró convertir de cabeza arrojándose hacia adelante. Pero no. Se lo anularon por una supuesta posición adelantada.

Pero Martínez, la figura del partido, se animó de vuelta a pegarle desde media distancia y hizo el cuarto. Y otra vez gracias a otra falla del arquero canalla.

Salvo los primeros minutos, el equipo del Patón nunca logró hacerse protagonista del partido y Unión en base a su pragmático juego sacó una diferencia ostensible e inapelable. Sin dudas Bauza deberá barajar y dar de nuevo. Porque de esta forma, es muy difícil que Central tenga juego y buenos resultados.