Central volvió a la victoria frente a Godoy Cruz en Mendoza y sigue con chances en la Copa de la Liga


Como visitante, el Central del Kily González volvió a la victoria. Luego de dos derrotas consecutivas, el Canalla derrotó nuevamente a Godoy Cruz, al que también había tenido como víctima en el Gigante de Arroyito. En Mendoza, esta vez el equipo rosarino se impuso por 1-0 por un cabezazo de Diego Novaretti que marcó las diferencias en un partido trabado y sin demasiado vuelo, correspondiente a la cuarta jornada de la Copa de la Liga Profesional. 

Son tres puntos fundamentales para seguir en carrera en la improvisada competencia. Con 6 unidades, ahora se ubica a tres de distancia de River y Banfield, que tienen 9 y lideran la zona 3. El próximo sábado se jugará una final frente al Millonario en busca de la clasificación a la próxima instancia.

El Canalla tuvo otra vez en Emiliano Vecchio a un conductor participativo, que fue eje de lo poco que logró generar en ataque el elenco del Kily. El único tanto del cotejo lo anotó Diego Novaretti, de cabeza, a los 13 minutos del primer tiempo.

El Tomba avanzó sin ideas en busca del empate y casi lo consigue sobre los 31 minutos, cuando Tomás Badaloni exigió al arquero Marcelo Miño, que logró desviarla y la pelota dio en el palo. Siete más tarde, Vecchio sacó un buen pase largo para Gamba, quien desde el borde izquierdo del área y casi sin ángulo, cruzó el balón y por poco no terminó complicando al arquero del equipo dueño de casa.

Una tras el descanso. Ya en el segundo tiempo, al minuto nomas, llegó Central con una escapada en velocidad de Gamba, quien recibió en tres cuartos de parte de Ferreyra y llegó hasta el área, donde terminó rematando cruzado y desviado.

Luego de un ataque que no pudo concluir Pupi Ferreyra, en 29′, la pelota le quedó a Rinaudo, quien encontró espacio y de media distancia, sacó un interesante disparo que se fue apenas desviado del poste izquierdo de Ibáñez.

El final no fue tranquilo para el Kily. Godoy Cruz tuvo la igualdad a los 43′, tras un envío desde la izquierda al punto penal, apareció frente al arco Goñi, quien le pegó como venía, pero su disparo se terminó yendo por arriba del travesaño. Y hubo otra polémica en el final: en el tercer minuto de adición, el ingresado Marinelli se escapa rumbó al arco de contraataque, pero ya dentro del área, recibió un empujón con el que cayó al piso. Pese a esto, el árbitro Pitana entendió que no había falta y dejó seguir.


Resumen del partido