Central tuvo todo para ganar pero acabó empatando con Patronato en el Gigante

En el Gigante de Arroyito, Central empató 1-1 frente a Patronato por la cuarta fecha de la Superliga. Con un golazo de Maximiliano Lovera, el Canalla se había puesto en ventaja y era ampliamente superior, pero en el complemento llegó la igualdad en una jugada aislada que concretó Julián Chicco. Luego de una previa tensa en la que los jugadores decidieron no concentrar, en la cancha se vio un gran rendimiento del elenco de Diego Cocca, que no pudo liquidarlo y regaló dos puntos en la lucha por la permanencia ante un rival directo. 

Lovera, uno de los futbolistas más destacados del capítulo inicial, estableció la ventaja parcial para el equipo de Diego Cocca a los 32 minutos, con una buena maniobra individual. Durante largos tramos del desarrollo del partido, Central apabulló a Patronato y lo obligó a jugar bien cerca de Matías Ibáñez, otro de los valores destacados del juego.

El Canalla dispuso de al menos tres ocasiones de riesgo en el primer cuarto de hora, y luego pareció ingresar en una meseta. Pese a esa merma, siguió mostrándose superior ante un Patronato que no sólo sufrió el contratiempo del gol rosarino, sino también la baja de dos futbolistas, Gabriel Compagnucci y Hugo Silveira, por lesión.

En ese contexto, Central exigió e hizo figura a Ibáñez. Hasta que a los 32 minutos Lovera controló dentro del área, se hamacó ante Chimino y, perfilado para su derecha, sacó un remate cruzado que quedó lejos del alcance del arquero y significó la apertura del marcador.

Patronato inquietó poco. Apenas complicó a Jeremías Ledesma con un intento de media distancia de Compagnucci antes de retirarse del campo de juego. Central marcó el destino del primer tiempo, y se marchó al descanso con una justa ventaja que lo deja fuera de la zona de descenso en la que está inmerso su rival.

De cara al complemento, luego de un inicio manejando con tranquilidad la pelota, la expulsión de Damián Lemos le dio un nuevo impulso al Canalla, que empujó a fondo pero no logró concretar en el arco rival. La escasa diferencia se hizo sentir y en una jugada aislada fue Chicco el que conectó una pared y remató un derechazo rasante que no pudo tapar Ledesma.

Modificó los nombres Cocca, con los ingresos de Lucas Gamba (extraña salida de Lovera teniendo en cuenta su rendimiento), Néstor Ortigoza y Sebastián Ribas en el frente de ataque, pero a pesar de la insistencia no pudo romper el cerrojo defensivo de Patronato, que con un hombre menos se refugió en el fondo tras lograr la igualdad.

Diego Zabala lo tuvo en el cierre del partido, aprovechando un rechazo corto del arquero: la tiró suave por encima pero se la sacaron en la línea. Rinaudo también intentó con un disparo desde afuera del área que Ibáñez controló para evitar la conquista que esperaba todo el Gigante. De ese modo Central dejó pasar la oportunidad de una nueva victoria en casa pensando en engrosar su flaco promedio, pero se lo empataron y se quedó sin ideas. 

El golazo de Lovera