Central rompió la racha y es campeón de la Copa Argentina

Central se coronó campeón de la Copa Argentina al derrotar en los penales a Gimnasia de La Plata y se sacó la mala racha de encima. Se impuso por 4-1 en la serie y obtuvo el pasaje a la próxima edición de la Copa Libertadores y la posibilidad de disputar la Recopa. El equipo de Edgardo Bauza había igualado 1-1 ante el Lobo en los 90 minutos por los goles de Fernando Zampedri y Lorenzo Faravelli. Los festejos se desataron con el penal de Matías Caruzzo que aseguró la serie, en la que otra vez Jeremías Ledesma fue protagonista. 

El partido

Un derechazo del paraguayo Víctor Ayala sobre los 6 minutos de juego fue el primer avance del encuentro, en favor del Lobo. Su disparo se fue apenas ancho ante la volada de Jeremías Ledesma. Sin ideas, en el comienzo el Canalla arriesgó poco y cedió el dominio al Lobo, que empujó aunque sin demasiada claridad.

Entre pelotazos lejanos a los faros auriazules, el equipo de Edgardo Bauza comenzó a perderse en tierras mendocinas. Con pelotas paradas (tiros libres y corners), el conjunto de Pedro Troglio se acercó peligrosamente desde la faceta aérea al arco defendido por Ledesma.

A los 19, sin haber demostrado demasiado, Néstor Ortigoza lanzó un centro que, tras una serie de rebotes en el área rival, y luego de generar el peligro ofensivo con una tijera que dio en el palo, Zampedri la empujó para el 1-0 que desató el estruendo en Mendoza y Rosario.

Un frentazo del propio Zampedri a los 27 tras un gran centro de Alfonso Parot obligó la respuesta del arquero Alexis Arias, que sacó la pelota al corner. Con molestias, Leonardo Gil estuvo en duda en los últimos minutos de la primera mitad, cuando el arbitraje de Patricio Loustau comenzó a despertar insultos, como en un lateral rápido en el que se había dormido el colombiano Óscar Cabezas y el réferi retrocedió la acción.

Sin modificaciones, el pibe Maxi Comba probó desde afuera y a las manos de Ledesma. A los 6′, un error en la salida del Colo Gil encontró a un contraataque veloz que definió ex leproso Lorenzo Faravelli en el corazón del área canalla para el empate parcial.

Tardó en resolver Gil y, obvio, un minuto más tarde fue retirado del campo de juego, reemplazado por Emmanuel Ojeda. El Patón demoró un cambio que parecía previsible en el primer tiempo y aún más en el entretiempo…

Volvió a romperse el ritmo del partido, con un Gimnasia que se animó a más a través de Comba por la derecha. Cabezas perdió una pelota en ataque y el juvenil tripero remató un derechazo que se fue afuera pero que significó un nuevo aviso para Central, muy desprolijo defensivamente.

Zampedri quedó muy sentido por un golpe de Fabián Rinaudo y debió dejarle su lugar a Germán Herrera sobre los 25 del complemento, cuando se dio un parate en el ritmo vertiginoso del choque en Mendoza.

La velocidad del ingresado Jan Hurtado y la presión constante de Santiago Silva fueron las complicaciones de la defensa de Central en la recta final del juego. A los 31′, una doble atajada de Ledesma ante un cabezazo de Silva y un remate de Faravelli, salvó el arco canalla de la segunda caída.

En respuesta, a los 32′ lo intentó Marco Ruben con un zurdazo ancho luego de una asistencia de Federico Carrizo. No hubo tiempo para más y llegó el tiempo de los penales.

Los penales

Abrió la serie Ortigoza, con un derechazo suave y cruzado para el 1-0. Luego fue el turno del uruguayo Silva, que lo tiró por encima del travesaño. Ruben pateó el segundo canalla y aseguró suave al medio para el 2-0. Ledesma se quedó con el derechazo cruzado de Guarini e inclinó aún más la serie. Un zurdazo potente de Parot puso el 3-0 y dejó en jaque al Lobo. Hurtado descontó con una gran ejecución y puso el 3-1. Caruzzo tomó la pelota y ejecutó abierto y, con suspenso, puso el 4-1 definitivo.