Central recuperó la efectividad y empató frente a Vélez como visitante

Central y Vélez empataron 2-2 en un partido vibrante en Liniers, válido por la fecha 19 de la Superliga. En el José Amalfitani, el equipo de Leo Fernández tuvo un flojo inicio, fue de menor a mayor y pese a pasar al frente en el resultado, terminó empatando en un cotejo en el que generó poco y en el que fue muy efectivo.

En el arranque, el local se mostró muy superior al Canalla, con Mauro Zárate rondando el área de Ledesma y Vélez dominando el juego y recuperando rápidamente. A Central se le hizo cuesta arriba acercarse a la última línea del rival en los primeros minutos. Y rápidamente ambos empezaron a ir fuerte abajo y el partido se puso áspero.

  • A los 12′, Vargas recibió dentro del área y metió un slalom entre la marca de Central, hasta que finalmente encontró el hueco y remató fuerte para que el arquero Ledesma no pudiese hacer nada. Golazo de Vélez para el 1-0.
  • El equipo de Leo Fernández no supo reaccionar y Vélez siguió dominando y generando. Pero, en la primera chance que tuvo, el canalla llegó al empate: centro de Gil de pelota parada a los 23′ y cabezazo de Alfonso Parot para marcar el 1-1.

Pasada la media hora Vélez tuvo la oportunidad de ponerse otra vez en ventaja, primero tras un error de Ledesma que alcanzó a enmendar ante Zárate, después en un disparo de media distancia que pasó cerca. Pero Central también tuvo sus aproximaciones, en un partido entretenido, de ida y vuelta. Y cada vez más fuerte, constantemente jugado al límite de la infracción.

En el segundo tiempo, cuando todavía no pasaba nada y casi llegando a los 5′, Zampedri fue más que imprudente al entrar en el área con la pierna arriba y el arquero Rigamonti cayó desplomado y sin reacción. Finalmente fue sólo un susto que podría haber terminado mal.

  • Y, a los 11′, otro baldazo de agua fría para Vélez. Pelotazo larguísimo del arquero Ledesma, la peinó Zampedri y López Pissano definió muy bien: segunda llegada clara de Central, segundo gol.
  • El conjunto de Heinze mantuvo su libreto con los mismos defectos: dominio de la pelota pero sin hilvanar juego en ataque. El DT otra vez encendió la mecha: lo reemplazó a Zárate en medio de insultos del jugador y de la hinchada. Entró Salinas y en la primera que tocó, a los 35′, empujó el centro para sellar otra vez la igualdad, ahora por 2-2. 

Hasta el final Vélez estuvo más cerca y mereció más. Central fue pura efectividad y se puso en ventaja pero siempre estuvo bajo amenaza.