Central lo buscó más pero igualó en cero frente a Belgrano en Arroyito

En el Gigante de Arroyito, Central igualó frente a Belgrano por 0-0 en la fecha 21 de la Superliga y ya acumula 8 encuentros sin victorias por el campeonato local, con 4 empates y 4 derrotas. La última vez que se impuso fue en noviembre de 2018 ante San Martín de San Juan. En el complemento lo buscó más pero tuvo que conformarse con un punto. Los arqueros César Rigamonti y Jeremías Ledesma tuvieron intervenciones claves para cerrar de goles los arcos. 

El equipo de Paulo Ferrari, que venía de quedar eliminado de la Copa Argentina en su debut a manos del ignoto Sol de Mayo de Viedma, jugó un primer tiempo definitivamente malo, casi sin generar peligro, y levantó en el complemento con cambios ofensivos y el ingreso de sus referencias más fuertes en el área adversaria. Sin embargo, no fue suficiente y hasta pudo perderlo en el final.

Vale destacar que el club de Arroyito atraviesa una actualidad complicada, luego de la salida de Edgardo Bauza y la repercusión que esa noticia generó en el seno de la entidad. Martín Lucero renunció como vicepresidente segundo y en la mañana de este sábado aparecieron pintadas contra su figura en la sede local de Sadop (gremio al que pertenece el ahora ex dirigente canalla) y también apuntadas contra el otro vice, Ricardo Carloni, con un grafiti en Italhogar, el comercio de electrodomésticos que pertenece al dirigente.

Primer tiempo

Ida y vuelta, con Central desconectado

Sin el control de la pelota, en el primer tiempo el equipo canalla abusó de la opción Néstor Ortigoza y generó poco y nada, más allá de una gran contra encabezada en diagonal de izquierda a derecha por Jonás Aguirre, que asistió a Leonardo Gil, quien dominó y soltó un latigazo de zurda que el arquero César Rigamonti sacó al corner con una gran estirada.

El tándem integrado por Mauricio Cuero, Juan Brunetta y Diego Mendoza complicó a la defensa local, que tuvo un buen rendimiento del debutante Facundo Almada en la zaga a raíz de la lesión de Matías Caruzzo. El pibe tuvo que esforzarse para frenar los embates del Pirata, que tampoco logró complicar demasiado a Jeremías Ledesma en la primera parte.

Impreciso, sin idea de juego y con poca conexión en ataque, Central fue muy previsible y la presión alta del conjunto de Diego Osella fue un problema constante. Un derechazo de Federico Lértora al lado del palo y otro de Cuero que atrapó Ledesma fueron los avances más claros de la visita y del primer tiempo.

Algunas fallas de distribución de Ortigoza y un Gil participativo pero errático fueron el resumen del elenco auriazul en la calurosa tarde de sábado en Rosario. Sin embargo, el Colo apareció en cada ocasión de ataque y tuvo un tiro libre importante desde el borde del área que rebotó en la pared lateral del arco visitante.

Segundo tiempo

Todos al ataque: no alcanzó

En el arranque lo tuvo Washington Camacho tras un fino pase al medio de Germán Herrera. El remate cruzado del uruguayo fue suave y cruzado y finalmente atrapado en dos tiempos por Rigamonti. Las malas decisiones de Belgrano en la puntada final fue uno de los factores para mantener la igualdad en Arroyito. Otro potente zurdazo, esta vez de Jonás Aguirre, exigió nuevamente a Rigamonti en otra de las ocasiones más claras del encuentro.Un anticipo de Maxi Lugo que terminó sacando un remate desde el borde del área que se fue apenas ancho mostró que el peligro estaba en los dos arcos.

Luego de esa acción, Ferrari mandó a la cancha a Duvan Vergara y Claudio Riaño por Camacho y Ortigoza, un doble cambio ofensivo para ir por los tres puntos. Casi de inmediato, el Colo Gil remató un zurdazo cruzado que se fue a centímetros del palo izquierdo visitante y levantó suspiros en las tribunas.

El pibe Almada tuvo de cabeza el primero del partido, pero no le dio fuerza ni dirección a su frentazo tras un centro bombeado de Fabián Rinaudo. Cuando a los 28 Herrera pidió el cambio por una molestia muscular, el tercer y último cambio fue el ingreso de Fernando Zampedri en reemplazo del Chaco. Un desborde genial de Vergara dejó en el camino a un rival pero Riaño no llegó a conectar en el área chica.

Si bien sufría de contra, la superioridad era canalla rondando los 30 del segundo tiempo. Una arremetida de Rinaudo por la derecha derivó en un centro que anticipó de cabeza Riaño y la pelota se fue afuera. Un bombazo de derecha de Gil ingresando al área se fue muy alto, cuando el cronómetro ya marcaba los 40 del complemento.

Tras merecer un gol durante el segundo tiempo, casi lo pierde a los 42: descompensado en su última línea, Cuero buscó al ingresado Gabriel Gudiño, quien remató con cara interna de la derecha y obligó a Ledesma, que le dio un manotazo al balón y lo despejó al corner. Sufrió en el cierre con un tiro libre cercano y un corner pero finalmente se fueron ambos en cero.