Central jugó mal y cayó ante Huracán en el reinicio de la Superliga

Central reinició su actividad en la Superliga con una derrota por 2-1 frente a Huracán como visitante. En Parque Patricios, el Globo se impuso con goles de Andrés Roa y Lucas Barrios, mientras que para el Canalla descontó Germán Herrera. En el duelo en el que el equipo de Edgardo Bauza presentó y exhibió el nuevo modelo de Under Armour, otra vez hubo una actuación deslucida que no se corrigió con los refuerzos, todavía sin acoplarse en el sistema del Patón.

Fueron titulares Fabián Rinaudo, Jonás Aguirre, Jarlan Barrera y Claudio Riaño, mientras que Agustín Allione ingresó en el complemento, sin tener ninguno un rendimiento destacado a pesar de los intentos en un partido trabado y que tuvo por momentos “pierna fuerte”.

En la primera mitad hubo una superioridad clara del conjunto de Antonio Mohamed, que intentó una y otra vez y aprovechó los errores de la defensa auriazul, con un partido especialmente flojo de Óscar Cabezas y Matías Caruzzo. De entrada, fue Jeremías Ledesma el que dio la cara para defender el cero en su arco.

Salvó uno el colombiano en la línea, pero su rendimiento mostró todas sus inseguridades en un momento en el que la dirigencia busca otro zaguero para competirle el puesto. La visita generó poco, y a los 39’, el cafetero Andrés Roa armó una genialidad tras burlar a una desordenada defensa canalla, eludió a Ledesma y puso el 1-0.

Salió por lesión y su equipo perdió juego, pero encontró el segundo antes del cierre del primer período. Otra distracción en el fondo, falla de Cabezas y Caruzzo rezagado ante la velocidad de Lucas Gamba, que se tomó el tiempo, tocó atrás y permitió la sutil definición de Barrios para el 2-0.

Hacia el complemento, el Patón Bauza mandó a la cancha a Herrera por Barrera, que insinuó más de lo que generó y no se lo vio cómodo. A los 4’, en un corner, cabeceó Cabezas y en el rebote, a pura reacción, el Chaco Herrera metió el taco para descontar 1-2 el encuentro.

Comenzó a tomar las riendas del juego y la posesión, aprovechando la salida de Roa, el organizador del Globo. A través de Diego Becker (hasta que salió lesionado) y Jonás Aguirre (le faltó levantar la cabeza para terminar sus acciones), insinuó peligro, pero el ingresado Herrera fue el jugador clave.

Un zurdazo suyo obligó al arquero Antony Silva a dar un rebote que apenas pudo desviar Riaño, que luego metería un cabezazo apenas alto. El tiro libre del ingresado Allione a los 30’ sorprendió a todos y dio en el travesaño cuando parecía que caía en forma de centro.

Un bochazo largo de Ortigoza para Herrera que, exigido, conectó y envió la pelota al techo del arco, ya daba la sensación de que podía llegar la igualdad. Pero, a los 37’, en una pelota disputada, fueron expulsados los capitanes: Néstor Ortigoza y Diego Mancinelli tras un encontronazo en el que hubo agarrones y un manotazo en el rostro. Todo comenzó con un pelotazo de Ortigoza a un rival que estaba en el piso. Pésimo debut con la capitanía del Gordo.

En los últimos minutos de juego, el Canalla buscó con intensidad aunque con más fuerza que ideas y el Globo se abrazó a la victoria en casa. Central no logró la remontada a pesar de los intentos en el complemento, quizás haya regalado demasiado en el primer tiempo…

Los goles

Las expulsiones