Central cerró el año con un triunfazo sobre Boca en el Gigante

Central cerró la temporada en el Gigante de Arroyito con un resonante triunfo por 1-0 sobre Boca por la fecha 16 de la Superliga. El Canalla se impuso por la mínima con un gol del uruguayo Sebastián Ribas. El equipo de Diego Cocca fue ampliamente superior en la primera mitad y reguló en el complemento para obtener los tres puntos ante uno de los líderes del campeonato.

Una tremenda atajada de Esteban Andrada mostró de entrada, a los 13′, el ritmo del primer tiempo. Ribas bajó una pelota a la que no llegó Lucas Gamba y fue finalmente una volea de Zabala desde el corazón del área la que exigió la reacción del arquero xeneize.

A los 17′ llegó el primer y único gol de la tarde-noche rosarina: buscapié de Nahuel Molina que pifió Zabala y que desvió con un toque de zurda Ribas para el 1-0 en Arroyito. 

Boca se arrimó sin convicción y discutió más con el árbitro de lo que generó sobre el césped. Apenas un zurdazo de Emanuel Mas que Jeremías Ledesma sacó al corner cuando la jugada pedía pase al medio. Central se aprovechó de las fallas en todas las líneas del visitante y con tres llegadas consecutivas estuvo cerca de ampliar.

A los 32′ Andrada salvó al equipo de Alfaro ante un disparo de Zabala desde el borde del área, luego tapó un cabezazo de Ribas que ganó en el área rival y finalmente fue Leonardo Gil el que desvió un zurdazo tras un pase al medio de Ciro Rius.

De cara al complemento, el Central de Cocca salió a especular un poco más sabiéndose con una ventaja en el resultado. Molina, uno de los destacados del primer tiempo, no se proyectó tanto y el Canalla dividió un poco más la pelota.

Alfaro movió el banco y el ingreso de Bebelo Reinoso levantó un poco el rendimiento de Boca. A los 22′, un zurdazo suyo exigió la volada de Ledesma, que sacó el balón al corner. Con acciones aisladas, Central también se acercó: tuvo el segundo a los 26′ en un remate cruzado de Molina que, en offside, Ribas no pudo empujar. De contra, un cabezazo del ingresado Franco Soldado salió apenas ancho.

Sin ideas, el Canalla se metió atrás y el partido quedó en manos de Boca, que intentó desde afuera, filtró pases sin precisión y tuvo el empate sobre los 40′. Eduardo Salvio remató al palo y en el rebote Soldano buscó una esquina y fue Brítez el que salvó el empate de Boca. Wanchope Ábila, de discreta tarea, tuvo otra chance que quedó en las manos de Ledesma. 

El ingresado Claudio Riaño pudo liquidar en el cierre pero Andrada le tapó el mano a mano tras un preciso pase de Rius. Quedó tiempo para la expulsión de Nicolás Capaldo.

El Canalla obtuvo tres puntos fundamentales en su lucha por la permanencia y para cerrar el año con una sonrisa, mientras espera el regreso de Marco Ruben.