Central aguantó con uno menos y volvió al triunfo ante Unión en el Gigante

Central se reencontró con la victoria en un partido trabado y agresivo frente a Unión en el Gigante de Arroyito. Fue 1-0 por un cabezazo letal de Fernando Tobio luego de un preciso centro de corner de Leonardo Gil a los 8 minutos de la primera mitad. El Canalla sostuvo la ventaja en el complemento con un hombre menos a raíz de la expulsión de Maxi González antes del cierre del primer período. También vio la roja (dos veces) el entrenador Leo Fernández.

El Canalla así volvió a ganar por la Superliga luego del empate ante Independiente en Avellaneda y la caída contra Gimnasia en La Plata. El debut del colombiano Óscar Cabezas fue una de las incógnitas del local, ya que se mostró muy agresivo y al borde de la expulsión. De hecho, obligó la salida del delantero Lucas Gamba por un doble rodillazo en la espalda.

  • El cabezazo de Tobio marcó las diferencias en un colmado Gigante de Arroyito que volvió a utilizar bombas de estruendo en el recibimiento, generando unos pozos sobre uno de los costados del terreno de juego. Federico Carrizo, Fernando Zampedri y Paulo Ferrari fueron los puntos altos de Central, que no lució ni mucho menos y tuvo que ponerse el cuchillo entre los dientes para volver a sumar de a tres en la Superliga.

Así, frenó al encumbrado Unión de Leonardo Madelón, silbado por los hinchas auriazules. Los santafesinos no supieron cómo entrar en juego y romper el cerrojo defensivo canalla, que por momentos lució débil de la mano de las imprecisiones del debutante Cabezas y el arquero Jeremías Ledesma, que apenas tuvo trabajo pese a la insistencia ofensiva del Tatengue, sobre todo en el complemento.

De hecho, sin generar demasiado pudo ser más amplia la ventaja: Pachi Carrizo se animó desde lejos a picar la pelota sobre la figura del arquero Nereo Fernández, quien voló y evitó la segunda conquista de Central. Fue el final del partido y la alegría canalla, para liberar tanta tensión.