Cayó en Uruguay el “militante del mortero”, buscado desde hace años

Con barba pero sin las características rastas que tenía el día de la violenta protesta en las cercanías del Congreso de la Nación contra la reforma previsional del gobierno de Mauricio Macri. Así, en Uruguay, cerca de la frontera con Brasil, fue apresado Sebastián Romero, el militante de izquierda prófugo acusado de atacar a las fuerzas de seguridad con un mortero casero.

Romero, oriundo de la ciudad de Rosario y que estaba prófugo desde diciembre de 2017, fue apresado por detectives de la Policía Nacional de Uruguay. “La Oficina Interpol de Uruguay nos informó que Romero fue detenido cerca del paso fronterizo de Chuy, que comunica Uruguay con Brasil. La sospecha es que se mantenía con la colaboración de compañeros de militancia”, señalaron medios nacionales.

Está imputado por intimidación pública, daño, lesiones, resistencia a la autoridad y perturbación de la sesión del Congreso, entre otros delitos. En las redes sociales se lo conocía como el “Gordo Mortero”.

Según los voceros consultados, desde el año pasado, detectives de la Oficina Central Nacional de Interpol de Buenos Aires buscaban al prófugo en Uruguay. “Teníamos información de que estaba en una zona rural”, explicó una fuente.

En enero de 2018 el Ministerio de Seguridad de la Nación llegó a ofrecer una recompensa de hasta $1.000.000 para quien aportará datos que sirvieran para localizar a Romero .

“Previo trámite de extradición, Romero será entregado a la Policía Federal Argentina para continuar las acciones judiciales ordenadas en el país”, afirmó una fuente del Ministerio de Seguridad de la Nación.

En agosto pasado, el gobierno nacional había difundido imágenes que mostraban cómo se suponía que podía estar Romero en ese momento. El trabajo, hecho por el gabinete de Arte Forense de la Policía Federal (PFA) como alternativa para obtener mejores resultados en la búsqueda del prófugo, mostraban a Romero con barba, con un corte de cabello al ras, con bigote y con una prolija barba, entre otras fisonomías.

En marzo de 2018, el por entonces juez federal Sergio Torres (hoy integrante de la Suprema Corte de Justicia bonaerense) ordenó la captura internacional del militante.

La imagen de Romero en acción con su mortero casero fue la postal de una jornada violenta. El militante rosarino fue precandidato a diputado nacional en las elecciones legislativas de 2015 por el Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU).


+info


Recompensa de un millón de pesos para dar con el “militante del mortero”

El manifestante que atacó con un arma casera es de Rosario y fue precandidato a diputado