Cayó el violador serial más buscado de Rosario

La mayoría de las mujeres que fue robada y atacada por un hombre en sus comercios entre enero y julio señalaron a la misma persona en la rueda de reconocimiento llevada a cabo este viernes en el Centro de Justicia Penal. Allí, indicaron que uno de los dos hombres detenidos el jueves en una pizzería de Zeballos al 2000 fue el autor de los hechos. Ante este panorama, P. de 30 años, nacido en Rosario, será imputado este domingo en horario a confirmar. A su hermano, en tanto, ninguna víctima lo señaló por lo que recuperará la libertad en las últimas horas del viernes.

Uno de los dos hermanos detenidos había confesado este viernes haber sido responsable de violar a casi una decena de mujeres. Además, brindó datos claves para la investigación y la policía ejecutó otros tres allanamientos, en los que se encontraron elementos claves para la causa.

La rueda de reconocimiento arrancó pasadas las 16 y finalizó luego de las 18.30. El método consistió en darles ingreso de forma individual a cada una de las siete de las nueve mujeres que se presentaron para que, a través de un blíndex, observaron a un grupo de personas (entre cuatro o cinco) con rasgos físicos similares. Entre ellas estaba uno de los detenidos, es decir, el posible autor de los robos y los ataques.

Una vez finalizado el procedimiento se retiraron esas personas e ingresaron otras cuatro o cinco distintas, entre las que se encontraba el otro detenido, hermano del anterior y que también trabaja como cadete. Nuevamente se les preguntó si reconocían a alguno de ellos. En uno de los casos, la mayoría de las mujeres sí pudo identificarlo.

De la rueda de reconocimiento no participaron otros elementos como la moto y la caja de delivery secuestrada en los allanamientos realizados este jueves por la noche en Ocampo al 400 y Moreno al 4000. Este fue el segundo procedimiento de reconocimiento que se realiza en el caso tras la negativa de las víctimas en identificar siete días atrás a un hombre de 33 años detenido en Arijón al 3300.

“Una cicatriz muy grande”

A pesar de que no se la dibujo en el photofit que se difundió, una de las víctimas del violador serial de Rosario aseguró que pudo identificar a su agresor en la rueda de reconocimiento por “una cicatriz muy grande” en el rostro.

En diálogo con Telenoche (El Tres), Jorgelina, quien fue abordada por el agresor en una veterinaria, dijo que el apuntado “estaba con otro aspecto y la barba crecida pero tenía una cicatriz en su mejilla izquierda”.

Se trata, según describió, de una marca “muy grande, desde la boca hasta entre la ceja y la oreja; no tengo dudas que es esa persona”.