Cayó “El Dulce” Abregú, uno de los líderes narcos más buscados de Rosario

Walter Daniel “El Dulce” Abregú, sospechado de liderar una banda narco, fue detenido hoy en su domicilio de Rivarola al 7000, en barrio Godoy, en la zona oeste de la ciudad. Fue apresado en un operativo conjunto realizado por la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

Abregú tenía pedido de captura desde el 30 de octubre de 2018 y el Ministerio de Seguridad de la Nación había ofrecido 500 mil pesos de recompensa por información que permitiera su captura. La banda, en la que está sindicado como jefe y que operaba en los monoblocks del Fonavi de Parque Oeste, fue desbaratada el pasado octubre.

Abregú fue sorprendido hoy por personal de las TOE y la PSA en su casa de Rivarola al 7000, contiguo al minimarket que era atendido por su hija al producirse el operativo. El Dulce huyó por los techos pero se lastimó y se escondió en una camioneta Fiorino abandonada en un galpón. Allí lo encontraron los agentes y lo detuvieron.

En el domicilio de Abregú secuestraron un bolso con ropa y más de cien mil pesos en efectivo, lo que supondría que habría planeado escaparse al saber que estaba en la mira de la Justicia.

En la habitación del Dulce había un gran altar a San La Muerte, con joyas de oro a manera de ofrenda, y un póster del famoso narcotraficante Tony Montana, el personaje central de la película “Caracortada”.

El Dulce, de 41 años, ya había logrado escapar al cerco policial y desde ese momento se lo buscaba intensamente. Entre sus antecedentes penales se cuenta haber intervenido en una recio tiroteo del que participaron Máximo Ariel “Guille” Cantero, líder de la banda Los Monos, y lugarteniente de Lelio “Chapita” Ungaro.

En octubre de 2009, Dulce y sus hermanos Damián Alberto, apodado “Mafia”, y Cristian, alias “Pato”, fueron investigados por el homicidio de Naiara Rissi, una beba de 8 meses que recibió un balazo cuando su papá la llevaba en brazos en el Fonavi Parque Oeste de Rouillón y Riobamba. Murió en medio de una feroz balacera.

Una semana después de la muerte de la pequeña, Abregú y dos de sus hermanos fueron apresados en un complejo de cabañas de Monje, localidad ubicada a 70 kilómetros al norte de Rosario. Junto a ellos fueron detenidos Ramón Javier “Rengo” Insaurralde y uno de sus hijos de 15 años.

El 24 de octubre del año pasado la PSA realizó 17 allanamientos en distintos puntos e la ciudad. Detuvieron a los padres del Dulce y a su concubina. Abregú no fue localizado, pero un mes mas tarde fue apresado un suboficial de la Policía de Investigaciones (PDI) al que se le achacó pasar información a la banda del Abregú.