Caso Bocacha: en allanamientos detuvieron a una policía y a dos patovicas del boliche Ming


Tres personas fueron detenidas este sábado en el marco de la investigación por la muerte de Carlos “Bocacha” Orellano. Se trata de una agente policial y dos hombres que se desempeñaban como agentes de seguridad del boliche Ming, quienes serán llevados a audiencia imputativa el lunes próximo.

Fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmaron que hoy a las 6 se realizaron allanamientos y detenciones en relación a la investigación por el fallecimiento de Orellano. Personal de Asuntos Internos llevaron adelante procedimientos ordenados por el fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos de la Fiscalía Regional Segunda Rosario, Patricio Saldutti.

Los allanamientos y detenciones se realizaron en zona de calle Chacabuco esquina San Lorenzo de la localidad de Ibarlucea, donde se detuvo a la identificada como K.L.G, de 41 años, quien se desempeña como agente policial. En tanto, en Santiago del Estero al 400 de Villa Gobernador Gálvez se detuvo al identificado como E.O.L, de 30 años, personal de seguridad de Ming al momento del hecho. Por último, en zona de calle Algarrobo al 200bis de la localidad de Funes se detuvo al identificado como F.C.M, de 53 años, quien también trabajaba como personal de seguridad del boliche la noche en que murió Orellano.

A los detenidos se les secuestraron celulares que serán enviados a peritar. Serán llevados a audiencia imputativa el próximo lunes, con horario a confirmar. Los roles y calificaciones legales que se le asignarán a cada imputado se reservan. En esta oportunidad, la Fiscalía expondrá la teoría del caso que se viene investigando y fortaleciendo con medidas investigativas y testimonios aportados en el transcurso de la investigación.

En relación a la causa ya se encuentra detenido con prisión preventiva dictada el identificado como G.N., agente policial, quien será reimputado el día lunes en audiencia imputativa conjuntamente con los detenidos este sábado.


+info


Caso Bocacha: la querella afirma que el cuerpo tiene golpes compatibles con una toma fatal; Fiscalía sigue esperando