Cardozo cruzó a Lifschitz por negarse a destinar recursos para sostener el transporte rosarino

Carlos Cardozo, concejal de Cambiemos, respondió a las declaraciones del gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, quien negó tajantemente que su administración esté evaluando destinar recursos para subsidiar el transporte urbano de pasajeros en la ciudad de Rosario. “Nos parece, cuanto menos, irresponsable salir a dar opiniones tan tajantes cuando el gobernador sabe perfectamente que hay una mesa de negociación entre Nación y provincias para discutir el Presupuesto 2019. Incluso, se ha convocado ya en dos oportunidades al ministro de Economía de Santa Fe y, de hecho, el viernes el gobierno nacional anunció que mantendrá la tarifa social de la energía”, señaló el edil rosarino.

Para Cardozo, la provincia debería imitar a otras jurisdicciones destinando aportes para sostener los sistemas de transporte urbano de pasajeros de sus principales ciudades. “Salta y Córdoba, por ejemplo, brindan boleto educativo gratuito tanto para alumnos, docentes y personal no docente, gracias a un aporte concreto de sus gobiernos. El gobierno de Mendoza sostiene en su ciudad capital el sistema de trolebuses, que lo utilizan miles de personas del Gran Mendoza a diario. Algo similar ocurre en La Pampa, en tanto la ciudad que mayor presupuesto asigna al boleto del trolebús es CABA”, recalcó.

  • “Son varios los ejemplos de voluntad política en los diferentes gobiernos provinciales, que sería positivo que el gobernador de Santa Fe imite”, consideró el concejal de Cambiemos, quien dijo no entender por qué Lifschitz “se niega a brindar aportes al transporte de Rosario, pero no le tiembla el pulso para activar gastos superfluos, como es haber duplicado la planta política, pese a que dijo que la iba a bajar en 30%”.

En ese sentido, apuntó que el Área de Cultura del Gobierno de Santa Fe, por ejemplo, tenía cinco funcionarios políticos hasta 2007 y ahora son 65. “Esto se repite en cada área de gestión. Lo mismo pasa con la publicidad oficial, que se ha multiplicado por diez, un gasto que, más allá de la obligación constitucional de difundir los actos de gobierno, se podría recortar en pos de contribuir al servicio de transporte, que es esencial para los vecinos no sólo de Rosario, sino de toda su Área Metropolitana”, profundizó.

“De esta manera, queda claro que el gobernador no piensa en priorizar los gastos del Estado para los santafesinos, sino solamente en mantener su estructura burocrática y pesada, basada en familiares y militantes”, concluyó Cardozo.