Cappiello se mueve para que los Perros Guía se suban al colectivo

El concejal del Frente Progresista Cívico y Social, Miguel Ángel Cappiello, propuso modificar la ordenanza de Perros Guía, adecuándola a las normativas vigentes a nivel provincial, nacional e internacional. “El objetivo será ampliar las categorías, reconociendo perros especializados para otras discapacidades además de la visual y estableciendo que no sea obligatorio el uso de bozal, debido a que se ven imposibilitados de realizar las acciones que desarrollan de forma correcta”, explicó el edil.

“Con la modificación, permitirá a los canes acceder sin bozal a cualquier lugar público, como por ejemplo el transportes de pasajeros, ya que hubo una situación que vivió un joven hace unos días atrás que esperamos no se repita”, aclaró Cappiello.

“Actualmente hay usuarios que se ven perjudicados y se enfrentan a situaciones tensas en la vida cotidiana, aplicándose un discriminatorio ‘derecho de admisión’, por eso, con esta modificación buscamos eliminar este tipo de situaciones y poder garantizar el derecho al acceso, circulación y permanencia de las personas con discapacidad usuarias de perros de asistencia”, detalló el socialista.

Con respecto a las modificaciones propuestas, Cappiello señaló que “para adecuar la ordenanza local a las normativas vigentes a nivel provincial, nacional e internacional, se deben reformar los artículos 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 10 de la Ordenanza Nº 8280”.

Conjuntamente, el edil sostuvo que las modificaciones propuestas “ampliarán dentro de la categoría de perros de asistencia a aquellos canes entrenados en centros especializados para personas con otros tipos de discapacidad además de la visual”. Y luego, agregó: “Se reconocerán dentro de los perros de asistencia las categorías de perros guía, que son los entrenados para asistir a personas con discapacidad visual; a los perros señal, entrenados para asistir a personas sordas; a los perros de servicio, entrenados para asistir a personas con discapacidad física; a los perros escuderos, entrenados para asistir personas con autismo; y a los perros de alerta médica, entrenados para asistir personas con  diabetes o epilepsia”.

Por otro lado, Cappiello detalló que otro cambio importante será que “no será obligatorio el uso del bozal”, ya que muchas veces “se ven imposibilitados de realizar las acciones que desarrollan cotidianamente de forma correcta”. Esto permitirá a “los perros guía poder acceder sin bozal a cualquier lugar público, de atención al público, a lugares privados de acceso público y a todos los transportes públicos de pasajeros” en el ámbito de la ciudad de Rosario.

“La mentalidad de los rosarinos cambió mucho en muy poco tiempo en este tema, esto se debe gracias a la información y a la toma de conciencia respecto al significado de los perros guías, es por esto que confiamos en tener el apoyo necesario para modificar esta ordenanza y adecuarla a las otras normativas vigentes, con el objeto de conseguir que la integración social de las personas con discapacidad acompañadas de perros de asistencia sea real y efectiva”, sentenció el concejal socialista.