Cafiero confirmó nuevas medidas: compras en el exterior tendrán un impuesto del 30%

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, confirmó que el gobierno nacional aplicará un impuesto del 30 por ciento para las compras en moneda extranjera que, aseguró, busca incentivar el turismo local.

A su vez, aclaró que no habrá “ninguna restricción” para los que decidan viajar al exterior, pero que la medida busca “recaudar de una forma esa diferencia entre el gasto en tarjeta de crédito que después se paga en pesos aquí y los dólares”.

“El impuesto que se va a cobrar a las compras en el extranjero será del 30 por ciento y esto beneficia al turismo local”, afirmó Cafiero en una entrevista radial. Y agregó: “Con este impuesto se está beneficiando al turismo local, que es algo que queríamos hacer porque es una actividad muy dinámica que en este momento genera empleo estacional pero es empleo al fin y es importante”.

Más allá de la búsqueda de incentivar la actividad turística, el gobierno nacional pretende con esta medida achicar el déficit de la balanza de turismo del país, que este año rondó los 5 mil millones de dólares.

Durante los últimos años del segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner (2011-2017) el gobierno llegó a imponer un recargo del 35 por ciento a las compras en el exterior, sin embargo, se tomaba a cuenta de adelanto Impuesto a las Ganancias, por lo que no fue necesario una nueva ley.

En este caso, el jefe de Gabinete no explicó de qué manera se haría y si impulsarán o no su tratamiento a través del Congreso nacional como un nuevo impuesto.

De cualquier manera, el recargo alcanzaría todo tipo de compras en el exterior, desde pasajes y hoteles, hasta servicios de suscripción en moneda extranjera, como Netflix o Spotify.

Más medidas

Cafiero señaló además que «el cuadro tarifario no va a quedar congelado» y que el proyecto de «solidaridad y reactivación productiva», que será enviado este lunes al Congreso, facultará al Poder Ejecutivo para otorgar aumentos a jubilados, planes sociales y salarios.

El funcionario, en una entrevista publicada en el sitio web del diario La Nación, sostuvo que esa iniciativa también incluirá un impuesto a los consumos en dólares, moratoria fiscal para las Pymes y modificaciones en las alícuotas de Bienes Personales.

Cafiero también se refirió al aumento a las retenciones y dijo que «acá lo que se hizo fue actualizar el valor de las retenciones que se habían fijado en 4 pesos. Las retenciones tenían una parte móvil y otra fija. Así lo estableció (el ex presidente Mauricio) Macri y así está hoy el régimen. Eso no se tocó».

En ese sentido, explicó que «lo que se hizo es actualizar el monto fijo, que era un componente de esas retenciones. Cuando Macri estableció este sistema, para la soja era 18% de retenciones móviles, más un 12% fijo al dólar de ese momento ($36), con un tope máximo de 4 pesos».

«Lo que dijimos es: pasaste de un dólar de 36 a uno de 63, modifiquemos ese tope. Obviamente se actualizan los valores, pero no se modificó el régimen de retenciones. Si lo hiciéramos, lógicamente vamos a estar convocando a las entidades», afirmó.

El funcionario sostuvo que «lo que está previsto es ir convocando a los sectores a este ámbito de acuerdo para evaluar cuál es el mejor régimen exportador de la Argentina».

«Nosotros necesitamos traer dólares. Nuestro programa se define en parte en la idea de mejorar el perfil exportador del país. No buscamos ningún régimen prohibitivo ni mucho menos, pero sí que se adecue a las necesidades que tiene el resto de la Argentina», advirtió.

El jefe de Gabinete explicó que buscan «actualizar valores que quedaron muy desactualizados. Las medidas las vamos a tomar en mesas de acuerdo, siempre vamos a tratar de consensuar» y aseguró: «Nosotros no tocamos al campo, sino los derechos de exportación».

Por otra parte, afirmó que la iniciativa que será girada al Congreso el lunes incluirá un impuesto de «alrededor del 20%» a los consumos en dólares en el exterior y «buscamos cuidar los dólares que tiene la economía argentina y reactivar la industria turística local». «Persigue una lógica distributiva. A los sectores que tienen la capacidad de hacer un viaje al exterior van a tener un tributo», aseguró.

Consultado sobre si el valor del dólar es el correcto, Cafiero respondió: «Sí. Para lo productivo, para el esquema exportador, sí» y expresó que la iniciativa también «tiene un aumento de las alícuotas de bienes personales, con los mismos topes. O sea, no se mueven los mínimos imponibles».

«Lo que hacemos es actualizar los porcentajes de las alícuotas. Del 0,25% pasaría al 0,50%; lo que ahora 0,50% pasa a 0,70% y así», dijo y afirmó que «siempre queda afuera del sistema las viviendas familiares».

«Habrá una moratoria importante a las Pymes. Vamos a agregar un concepto que el Estado les pide a sus acreedores. Le vamos a dar tiempo para crecer así después puedan pagar sus obligaciones a la Afip. El proyecto nuestro supone un período de gracia entre 4 y 6 meses», adelantó en la misma entrevista.

El funcionario sostuvo que «necesitamos que los sectores que han sido más golpeados sean los primeros que sientan un alivio. Que vuelva la capacidad de compra y de consumo. Y eso hará que la economía vuelva a crecer. Para eso tenemos pensado una batería de medidas para los sectores más postergados».

Por otra parte, explicó que el proyecto de ley «va a facultar al Ejecutivo» para aumentar jubilaciones, salarios y la Asignación Universal por Hijo (AUH) y precisó que «los aumentos van a tener que ver con la capacidad que tenga el fisco en el momento. Estamos definiendo los montos y las formas de pago». 

Respecto de la fórmula de actualización jubilatoria, manifestó que van «a facultar a la Anses y a los organismos del Ministerio de Trabajo para que pongan en estudio la fórmula actual» y explicó que «se produce una inequidad muy grande: el único año de Macri en que la economía creció, 2017, y eso se podría haber socializado con los jubilados se cambió la fórmula».

«Lo que hizo fue anclarla a la inflación. Así nunca vas a crecer, a lo sumo empatás y siempre corrés de atrás. Hay que hacer un estudio pormenorizado y en el entretanto, a partir de montos fijos, mejorar las escalas más bajas», aseguró.

«En nuestro compromiso político lo que tenemos es trabajar con los sectores que más perdieron: los niños, los jubilados, los más empobrecidos. Ahí es donde ponemos las prioridades», destacó el funcionario.

Consultado sobre un eventual congelamiento de las tarifas de servicios, dijo: «En principio no está previsto. El cuadro tarifario no va a quedar congelado. No podemos congelar tarifas sin impactar sobre núcleos de producción que son necesarios».