Bonfatti se mostró confiado y señaló que los santafesinos no darán “un salto al vacío”

“Estamos confiados en que este domingo la ciudadanía va a reconocer el trabajo hecho en la provincia porque no quiere dar un salto al vacío. Entiendo que hay mucho por hacer todavía, pero este gobierno puede dar cuenta de que hay transformaciones en todas las áreas”, manifestó el gobernador y primer candidato a diputado provincial Antonio Bonfatti en diálogo con la prensa.

“En todo este tiempo, mientras nosotros hablamos de lo que hicimos y vamos a seguir haciendo en materia de salud, educación, seguridad, vivienda y obras públicas, no he escuchado de parte de otros candidatos propuestas concretas para resolver cuestiones serias; se van en intenciones o buenos deseos y la política se trata de otra cosa”, afirmó.

En ese marco, Bonfatti apuntó que los últimos sondeos ubican al candidato a gobernador por el Frente Progresista, Miguel Lifschitz, en primer lugar: “Hay una encuesta de Nueva Comunicación y otra de Mora y Araujo donde, por una diferencia de dos o tres puntos, Lifschitz está adelante, Del Sel en segundo término, y bastante más atrás Omar Perotti”.

También se mostró optimista con relación a los resultados de las elecciones en los dos distritos más importantes de la provincia. Sobre la ciudad de Rosario, expresó: “Tengo la convicción de que los rosarinos han reflexionado sobre su voto desde la primarias en adelante y confiarán nuevamente en Mónica Fein para gobernar la ciudad; esto es lo que se nota en la calle, en la charla con los vecinos, amigos y parientes. En la ciudad de Santa Fe, José Corral está más cómodo, pero seguimos trabajando con la militancia, recorriendo los barrios y peleando voto a voto todos los días”, indicó.

El gobernador puso el acento en “la complejidad de lo que significa gobernar para transformar. Tenemos que estar atentos con los que hacen promesas vagas; no nos puede volver a pasar lo mismo que en la década del 90. Hoy vemos que los actores de entonces se repiten y muchas de las situaciones difíciles que estamos viviendo son consecuencia de aquellos tiempos”, advirtió.

Bonfatti se refirió la necesidad de bajar los niveles de violencia y, en este sentido, advirtió que “es un fenómeno que no sólo afecta a Santa Fe sino a todo el país. Es un tema del que todos debemos hacernos cargo porque atraviesa las relaciones interpersonales y esto tiene que ver con la pérdida de valores, de la autoridad de los mayores, con las consecuencias del desempleo y la ausencia del Estado como regulador del bien común durante tantos años. Es una marca que los 90 dejaron en toda la Argentina”, aseguró.

Continuando en esta línea, el gobernador sostuvo que “Santa Fe es la única provincia que ha abordado esta problemática desde lo social, para igualar oportunidades; desde la justicia, con la reforma procesal penal, y con la reforma de la Policía. Hoy están en función las policías Comunitaria y de Acción Táctica que antes no existían –indicó-, incorporamos agentes, equipamiento y nuevas tecnologías. Es un proceso que lleva tiempo pero estamos avanzando y hay que seguir trabajando”, afirmó.