Boasso pide avanzar en controles en la noche rosarina ya que “la venta y consumo de drogas no es exclusiva de las fiestas electrónicas”

El concejal Jorge Boasso pide avanzar en las modificaciones a la ordenanza de espectáculos públicos, entre las que se encuentra la caducidad de la habilitación para todos los locales donde se comercialicen estupefacientes. “La noche rosarina merece mayores controles por parte del Poder Ejecutivo. Para que todo sea una fiesta y no una tragedia como habitualmente nos toca lamentar”, sostuvo el edil radical. 

El tema adquiere mayor relevancia por motivo de las dos personas fallecidas en la fiesta electrónica desarrollada en la ciudad vecina de Arroyo Seco.

“Si bien se asocia la comercialización y el consumo de drogas ilegales a las fiestas electrónicas, entendemos que estas prácticas no son exclusivas de las mismas y podemos encontrarlas en cualquier evento, bares o boliches de Rosario”, expresó Boasso.

“Hoy la ordenanza 7218 de Espectáculos Públicos sigue en debate por culpas de mezquindades políticas que intentan llevar la discusión hacia intereses particulares y sectoriales. Sin embargo resulta imperioso establecer normas marco, que nos permitan prever casos lamentables como la muerte de los dos jóvenes en Arroyo Seco”, explicó Boasso y finalizó: “Por ello llamo a la reflexión para que avancemos de inmediato en las modificaciones a la ordenanza que regula la noche rosarina”.