Boasso perdió el control de su cuenta de Twitter y el hacker se hizo un festín

El concejal rosarino Jorge Rosario Boasso, precandidato a diputado nacional luego del tenso cruce que lo “sacó” de Cambiemos, perdió el control de su cuenta de Twitter y el hacker se hizo un festín.

Comenzando con mensajes sexuales relacionados al gobernador Miguel Lifschitz, pasando por insultos a la intendenta Mónica Fein y hasta con una encuesta en la que los usuarios eligieron al hacker por sobre el propio Boasso.

Lo cierto es que el nombre del precandidato fue tendencia durante toda la jornada de sábado en Rosario y los múltiples tuits lanzados a la red casi que le sirvieron de mayor publicidad que cualquier spot que haya lanzado.

La palabra de Boasso

No descartó que el ataque virtual Respecto de los cambios que recibió su red social personal, detalló: “Estamos hablando con gente especializada para ver de que manera paramos este hackeo profesional que le han hecho a mi cuenta. Le han cambiado el código, mi número de teléfono a la cuál estaba relacionada, dirección de mail y foto de perfil”.

“Me di cuenta cuando me empezaron a llover mensajes de colegas y amigos, fui a chequear mi cuenta y me percate que los tweets decían cualquier barbaridad del gobernador Lifschitz, entre otros. Una locura, yo jamás agrediría a esos niveles”, explicó el edil acerca de la situación que lo tiene angustiado.

“Tengo que tratar de restablecer mi vinculación con las redes sociales, yo soy abogado por eso me voy a contactar con especialistas para ir hasta el hueso con la investigación. Mientras tanto corren los días de la campaña, esto claramente es para distraer la atención de todos. No van a lograr que baje los brazos”, continuó.