Bares y restaurantes podrán ampliar el uso de veredas con sillas y mesas hasta en la calle


La Intendencia oficializó el decreto municipal a través del que bares y restaurantes de la ciudad podrán hacer los trámites para ampliar su espacio con sillas y mesas al aire libre, sobre las veredas y otros lugares que puedan ser compatibles con la actividad gastronómica.

Fuentes del Palacio de los Leones confirmaron que la norma ya está firmada por el intendente Pablo Javkin y habilita a los dueños de bares y restaurantes a hacer un trámite particular. De todos modos, ya existen acumulado una veintena de pedidos para el uso de veredas al aire libre, que puedan compensar la restricción del 30 por ciento en los locales en sus áreas bajo techo.

Uno de los puntos que había reclamado el sector tenía que ver justamente con la posibilidad de suplir la restricción impuesta por los protocolos, con mayor ocupación de las veredas, y lugares que se habiliten por el municipio.

Esta semana cerrará con mucha expectativa sobre un dato clave a la hora de analizar la curva de contagios en Rosario. Los agentes sanitarios y funcionarios comprobarán este viernes si luego de varias semanas de aumento exponencial de casos se puedan registrar menos que la semana pasada.



La iniciativa


El proyecto presentado por el edil Lisandro Zeno apunta a autorizar a bares y restaurantes a disponer de una mayor porción del espacio público. Según se afirma en la presentación, el objetivo que se persigue es paliar el impacto de la reducción de la capacidad operativa de estos comercios. La nueva disposición pretendía que gastronómicos puedan colocar mesas y sillas no solo en las veredas, sino en boxes de estacionamiento, plazas, parques y canteros de avenidas y bulevares.

De esa manera, se autorizará a los bares, restaurantes y espacios gastronómicos de hoteles a colocar mesas en el espacio público, bajo una previa repartición por parte del municipio y respetando los protocolos vigentes para el rubro. Los boxes de estacionamiento situados frente a locales pasarían así a convertirse en una extensión de la capacidad de los locales, tras la colocación de señalización y elementos de seguridad.

Los parques, plazas y canteros centrales de avenidas y bulevares aledaños también podrían servir para la prestación de este tipo de servicios. Según la normativa, la autoridad de aplicación será la encargada de realizar las mediciones correspondientes, delimitar áreas de circulación y disponer la cantidad adecuada de mesas y sillas que puedan colocarse en cada caso.

La exigencia para los gastronómicos que deseen implementar esta ampliación será la presentación de una solicitud acompañada de un plano con la ocupación pretendida. En ese sentido, deberán indicar las medidas de seguridad a implementar y los elementos que se pretende instalar, así como una póliza de seguro actualizada que comprenda el nuevo espacio del que pretenden valerse.

La iniciativa llegó, según el documento oficial, ante la preocupación del sector que registra “una caída de la actividad de más del 70%” y que podría perder “la mitad de los empleos”.



+info


Coronavirus en Santa Fe: en los últimos tres meses se cuadriplicó la cantidad de testeos