Balearon a dos jóvenes en presunta represalia tras homicidio

El asesinato de Raúl Navarro, ocurrido en las últimas horas del sábado en Rodríguez y Garibaldi, tuvo una violenta derivación anoche cuando personas allegadas a la víctima y a uno de los presuntos autores del crimen se cruzaron a balazos al menos dos veces.

Como consecuencia de esos enfrentamiento, un nene de 9 años, sobrino del hombre asesinado, recibió un impacto de bala en una pierna y un muchacho de 19, supuesto autor material del asesinato, terminó internado con un plomo incrustado en una pierna. En este caso, el joven quedó internado en el Hospital Clemente Álvarez con custodia policial ya que sobre el mismo pesa una imputación por homicidio.

Navarro fue asesinado el sábado cerca de las 22 por dos hombres que se desplazaban en moto. De acuerdo a lo que pudo reconstruir la policía, sin que mediara una discusión previa o intento de robo, le dispararon una ráfaga de balazos. Según los primeros datos, el hombre fue alcanzado por al menos cuatro tiros que le perforaron el estómago, el pecho y una de las piernas.

La investigación policial derivó hacia un muchacho identificado como Brian P., quien se mantuvo prófugo hasta ayer cuando ingresó por sus propios medios al Heca con una herida de arma de fuego. Cuando los policías afectados a la custodia del hospital corroboraron la identidad del muchacho herido, quien figuraba como uno de los presuntos homicidas de Navarro, de inmediato quedó con custodia policial.

Pero las reyertas siguieron dirimiéndose en el barrio. Voceros de la Unidad Regional II consignaron que allegados a Brian tomaron venganza contra los familiares de Navarro. Así fue que dos personas en moto pasaron frente a la casa de María Madre al 3900 y balearon la fachada con cuatro disparos. Uno de los plomos hirió a un nene de 9 años, sobrino de Navarro.

La investigación de esos hechos está a cargo de la seccional 15ª.

Fuente: Diario La Capital.