Avanza en el Concejo el proyecto para construir tres torres en la manzana 125

Durante una reunión conjunta de las comisiones de Planeamiento, Gobierno y Ecología realizada este martes se emitió despacho favorable para el proyecto de la manzana 125, que de esta manera quedó habilitado para ser tratado en la próxima sesión. La iniciativa impulsa la construcción de tres torres de edificios en la zona comprendida por las calles Córdoba, Corrientes, Paraguay y Rioja. Al iniciar las intervenciones el concejal Osvaldo Miatello explicó las modificaciones que se analizaron en la comisión de Ecología y que propuso, con el objetivo de alcanzar un acuerdo. Así precisó la reducción de “la altura de la torre de calle Corrientes, de 88 a 70 metros, mientras que quedan como están las de Paraguay y Rioja”. Igualmente marcó que “se elimina el 5 por ciento de tolerancia en la superficie a construir”.

Por otra parte indicó que si bien había propuesto que como compensación se construyeran 45 viviendas en Villa Banana, “se consensuó destinarla al Fondo Municipal de Tierras”. Igualmente se establece específicamente la cantidad de pisos que deben destinarse a viviendas. Consideró el concejal Miatello que “es un proyecto interesante” y destacó que “se realizó el estudio de impacto ambiental”.

A su turno la concejala Caren Tepp formuló algunas preguntas y recordó las objeciones que Ciudad Futura le hizo al proyecto. En tal sentido consultó “cuántos de los 40.000 metros cuadrados se van a destinar a viviendas y cuántos a otros usos” y enfatizó que “no podemos saber qué cantidad de viviendas” tendrá el complejo.

Se preguntó: “¿Cuáles son los plazos de la obra?” para mencionar que se indica que el desarrollador tendrá “un año para presentar el proyecto final, 2 años para empezar las obras y 12 años para llevar a cabo, con lo que serán 14 o 15 años en la manzana de Corrientes, Córdoba, Paraguay y Rioja”. En el mismo sentido, consultó respecto al impacto para los habitantes de la zona y para el área. Subrayó que “ni siquiera hubo acuerdo para realizar las viviendas en Villa Banana” y consignó que el “dinero seguirá yendo al Fondo de Tierras”. También estimó que con el dinero de la compensación sólo se podrían hacer 10 viviendas.

Más adelante preguntó sobre “qué mecanismos de control y sanciones por incumplimiento” se disponen y sobre “cómo garantizar que no venda a otro los lotes”. Igual consulta respecto a la garantía que el espacio público previsto en 2.400 metros cuadrados no quede en 400 metros cuadrados y los otros 2.000 se utilicen comercialmente”.

Por su parte, la concejala Norma López coincidió en las dudas respecto al uso del espacio público, respecto al cual marcó que ello está regido por un consorcio, según las normas del Código Civil, en referencia al espacio que se prevé realizar para unir las calles Corrientes y Paraguay.

Por otra parte la edila del FPV-PJ mencionó que “no se escuchó a los vecinos, de los que hay un expediente” y dijo que “tampoco se tuvo en cuenta la contaminación auditiva” para estimar que “habrá un antes y un después en el centro” con esta obra y aludió a la “impermeabilización” que producirá en el área tal construcción.

La concejala María Eugenia Schmuck a su turno recordó que había fijado la posición en las comisiones de Gobierno y de Planeamiento, para marcar que “no es que se discute por primera vez”, para mencionar que el empresario comenzó a dialogar sobre un proyecto para el área desde el 2010 con el Departamento Ejecutivo. Asimismo, consignó que “no es nuestra competencia” definir los detalles, para marcar que el proyecto “va a revitalizar el casco urbano”, para insistir en cuanto a que “fijar los detalles le corresponde al Departamento Ejecutivo.

Las imágenes del proyecto de las tres torres en pleno microcentro rosarino