ATE y Amsafe se unieron en otra jornada de protesta contra las políticas de Perotti

Una vez más ATE y Amsafe Rosario se unieron para protestar contra la política “de ajuste, economicista, enfocada en los 90’” del gobierno de Omar Perotti. Los trabajadores concentraron desde las 10 frente a las puertas del Ministerio de Educación y exigieron por el pago del salario al 5º día hábil del mes, la renovación del convenio con el área de salud y trabajo de la UNR (ASYT) y la regularización de las partidas en comedores escolares y antigüedades.

“Seguimos reclamando que el gobierno adelante el cronograma de pagos y cumpla en tiempo y forma con los compromisos de la paritaria y lo que establece la ley, para los trabajadores que han ganado su salario y deberían estar cobrando antes del 5º día hábil del mes y van a cobrar algunos el 16”, expresó el secretario general de la CTA Rosario, Gustavo Terés.

En ese sentido, consideró que “es una definición desleal, que corta el hilo por lo más delgado y que agarra a los docentes y a los empleados públicos en un momento de vulnerabilidad”.

A modo de ejemplo, dijo que encuentra a los trabajadores “sin poder afrontar el pago de los alquileres, el vencimiento de los servicios, las vacaciones, el pago de la tarjeta, todo eso tiene una sobrecarga que el gobierno no va a resolver”.

“También venimos con la preocupación en salud laboral, donde han cesado los contratos intempestivamente, empiezan a medir costo beneficio y control, y no analizan cómo mejorar los graves problemas de salud que tenemos los docentes”, señaló en referencia a la renovación del convenio con el área de salud y trabajo de la UNR (ASYT).

En la misma línea de declaraciones, Terés destacó que “a un mes de haber asumido, no tenemos funcionarios definidos, no tenemos interventores” sino que por el contrario, “tenemos una ministra -Adriana Cantero- que no ha designado autoridades, y que parece que es ella quien concentra el poder y define generalidades, sin instrucciones precisas y falta un plan de gobierno educativo para saber cómo vamos a enfrentar el año lectivo”.

“Esto es inoperancia, ineficacia en la política del Estado. Tuvieron seis meses para armar los equipos y no sabemos todavía quienes van a ser las autoridades del Ministerio de Educación”, dijo indignado y agregó: “Parece que lo que está gobernado la política de Perotti es una política de ajuste, economicista y una mirada más enfocada en los 90′, en vez de resolver los problemas de los santafesinos”.

Por último, consultado sobre la posibilidad de continuidad y respeto de la cláusula gatillo, Terés dijo que “cualquier discusión que se haga tiene que tener como punto de partida el mejor acuerdo y a partir de ahí superar. Santa Fe nunca esperó la paritaria nacional, nunca fue referencia para las provincias más grandes y de mayor autonomía, sino que servía a las provincias más postergadas. Eso es patear la pelota hacia adelante. No reconocer la cláusula gatillo es un acuerdo salarial a la baja”.

Por su parte, Juan Pablo Pocci, secretario gremial de ATE, se refirió a la partida para los comedores escolares y dijo que “la ministra no solo salió a decir que no estaba asegurada la cuota sino que también que los régimenes de licencia y de enfermedad de los trabajadores podían volver a 1994 como era anteriormente”.