Así son las medallas de los Juegos Suramericanos de Playa; arranca la entrega de entradas gratuitas

Los Juegos Suramericanos de Playa Rosario 2019 están a la vuelta de la esquina y los interesados en vivir desde adentro esta experiencia única, tendrán la posibilidad de obtener gratis las entradas para disfrutar de las competencias, que se desarrollarán en el Balneario La Florida del 14 al 23 de marzo.

El Comité Organizador anunció que pondrá a disposición entradas que se podrán retirar a partir del 11 de marzo de 18 a 21, en el Hipódromo de Rosario (ingreso por calle Dante Alighieri). Cada día, y hasta completar la capacidad de los estadios, se entregarán dos entradas por persona con la presentación del DNI.

  • Cada interesado puede retirar entradas para cualquier evento de los Juegos y en cada ocasión puede llevarse tickets para hasta dos eventos diferentes. Se debe ser mayor de 15 años para hacer el trámite. Los menores de 5 años no necesitan entrada.
  • Para aquellas personas que residan fuera de la ciudad y quieran presenciar los Juegos, o para aquellos rosarinos y rosarinas que quieran asegurarse una entrada para algún evento en particular, también habrá posibilidad de comprar entradas de forma online en el sitio de los juegos: suramericanos.gob.ar.
  • Los tickets tendrán un costo de $100. Una vez realizada la compra en la plataforma, la persona deberá presentarse en el Balneario La Florida con el número de referencia otorgado por la web y canjear sus entradas para acceder al estadio que corresponda.

La competencia que se realiza por primera vez en una ciudad con río, contará con la participación de 1.500 atletas, proveniente de 14 países, que competirán en 14 deportes y 24 modalidades deportivas.

El Fan Fest también tendrá su fiesta

El Fan Fest de los Juegos Suramericanos de Playa se perfila como el lugar predilecto de rosarinos y turistas para ser parte de un acontecimiento deportivo sin precedentes y disfrutar de todo tipo de entretenimientos. Habrá actividades para toda la familia, juegos, shows musicales, puestos gastronómicos y hasta un parque acuático. El ingreso también será de forma libre y gratuita, es decir que no hace falta retirar entradas para acceder.

A la manera de los grandes Fan Fest que tienen lugar en las capitales más importantes del mundo, la iniciativa prevé que los asistentes puedan seguir la competencia, y a su vez visitar los stands de los distintos sponsors de los Juegos.

Las medallas

Un momento crucial de cualquier competencia olímpica son las premiaciones, para el cual todo atleta participante aspira y se prepara durante años. Esta vez, las medallas entregadas tendrán una característica aún más especial y es que fueron producidas en Rosario.

Detrás de una etapa fundamental del forjado de los premios está Imprentas en Rosario, una empresa afincada en zona sur que hace siete años se dedica exclusivamente a trabajar con imagen y la entrega de productos terminados para sus clientes. “Tenemos un plantel de tres personas fijas, con varias personas satélite que se encargan de servicios como el sublimado, terminado, entrega, entre otras”, contó Diego Montenegro, titular de la compañía.

El camino de la empresa hacia los Juegos Suramericanos está marcado por una larga trayectoria de trabajo con instancias públicas, dado que hace cuatro años, trabajan con el Plan Abre. “A medida que fue surgiendo nuevas necesidades para cubrir, nos fuimos capacitando para poder hacerlo. Así llegamos a trabajar en la premiación de Santa Fe Juega, del EduFest 2018 y el programa de Estudio a Distancia del Ministerio de Educación”, recordó Diego.

Con esta experiencia al hombro, no tuvieron dudas en afrontar la importantísima tarea de crear las medallas ni de innovar en el proceso. “Nosotros habíamos trabajado sólo con medallas de alto y bajo relieve, es decir con dos niveles. Pero surgió la posibilidad de innovar. Buscaban algo distinto, querían que la medalla mostrara una ribera en el fondo, las diferentes huellas que va dejando el río. Para eso planteamos hacer una impresión 3D y se elaboró un archivo sobre el cual se fue trabajando hasta llegar al óptimo. Para nosotros fue un desafío porque nunca habíamos hecho ese proceso”, aseguró el titular.

“Fuimos probando, imprimimos varias. Con esa impresión 3D se generó la matriz para la fabricación, que se hace en un material parecido al caucho. A partir de ahí se fabrica la medalla con una mezcla de distintos metales. Y finalmente se elige el bañado que se le va a dar. En este caso, para el primer, segundo y tercer premio, oro, plata y bronce”, explicó Montenegro.

La producción se tercerizó pero de forma supervisada y controlada. En total, se calcula que unas catorce personas estuvieron involucradas en todo el proceso de producción de las 378 medallas de premiación a entregar (126 tríos). Pero además, dieron lugar a 2.000 medallas de participación, “que son más pequeñas, más finas y no tienen cinta”.

“Una medalla olímpica es una vara muy alta y empezás a pensar cómo llegar a eso, esa calidad de producto. Tampoco teníamos comparación material de otras medallas olímpicas, solamente fotos. Creo que todavía no tomamos dimensión o conciencia, no pudimos detenernos a pensar que es la medalla de un Suramericano”, concluyó Montengro, que igual anticipa que seguramente ver sus productos en las premiaciones generará “mucha emoción” en todo el equipo involucrado.