Así es el protocolo para la reapertura de los cines: expectativa en Rosario


La lenta normalización de los circuitos de exhibición cinematográfica paralizados desde hace 10 meses por la pandemia y que días atrás empezó a moverse en media docena de ciudades argentinas, sumó un espaldarazo nacional con la publicación de un protocolo que el Ministerio de Cultura acordó con cámaras empresariales, sindicatos y sectores relacionados con la actividad. Expectativa en las salas de Rosario por la posible vuelta.

Aunque el texto aclara que cada jurisdicción deberá presentar sus pedidos a Jefatura de Gabinete de la Nación, que evaluará de acuerdo al nivel de contagios en ese distrito, el texto aclara que la capacidad de las salas no deberá superar en ningún caso el 50 por ciento.

En este sentido, se aceptará la presencia de grupos de hasta seis personas, en lo que se llama “burbuja de recreación”, las cuales deberán mantener una distancia de entre 1,5 y dos metros con el resto de los espectadores, para lo que se dejará una butaca libre de cada lado.

El protocolo informó que el público deberá permanecer con el barbijo puesto y solo podrá quitárselo momentáneamente para ingerir algún alimento o bebida. Además, cada sala deberá contar con un adecuado sistema de ventilación, será sanitizada antes y después de cada función, habrá zonas debidamente demarcadas para mantener la distancia social y se abrirán las puertas diez minutos antes de que termine la exhibición.

Para esto, el personal será debidamente entrenado y deberá contar con vestimenta y material adecuado para evitar contagios, mientras que cada sala deberá tener en lugares visibles las normativas sanitarias a cumplir para permanecer en el lugar.

El protocolo da precisiones también sobre el accionar en lo referente a la recepción de proveedores y la manipulación de todo material implicado en la actividad comercial, del mismo modo en que prevé los pasos a seguir en caso de detección de un caso sospechoso entre los trabajadores o el público.

En Rosario hay expectativa pero mucha cautela en torno al posible retorno de la actividad. Deben aguardar la aprobación nacional, la autorización local y formar a sus empleados para ajustarse a los nuevos protocolos. Tal como ocurre con el teatro y recitales como los que se realizan en el Anfiteatro, el respeto por las medidas es un factor clave para prevenir los contagios.


+info


Desde Seguridad dicen que en Rosario la circulación es “baja o nula” durante el horario restringido