Abandonada desde el 2000, se reinauguró la pileta del Normal 3

Este lunes por la mañana, la intendenta Mónica Fein dio inicio, junto al gobernador Miguel Lifschitz, a un nuevo año lectivo en la Escuela Normal Superior Nº36 Mariano Moreno (popularmente todavía conocido como el Normal 3, en Entre Ríos y La Paz). Además de acompañar el comienzo del año escolar en esta emblemática institución pública, las autoridades dejaron oficialmente inaugurado el renovado natatorio, acompañados también por la ministra de Educación Claudia Balagué y la rectora de la escuela, Silvia Barbieri.

“Esta escuela es realmente un símbolo de la ciudad, con una orientación deportiva en su secundario. Hoy estamos inaugurando un natatorio que en el año 2000 dejó de funcionar, cumpliendo un viejo sueño de esta escuela. La verdad es que es un día de fiesta, por el inicio del año escolar y por seguir invirtiendo en la escuela pública, por darle calidad, que es lo que identifica a Santa Fe”, afirmó la intendenta.

“En esta institución se respira, se siente el espíritu de la escuela pública. Esta es una institución no solamente querida y reconocida por tantas generaciones de ex alumnos y ex docentes, sino también por su formación integral, por haber incorporado de forma pionera hace ya muchas décadas la práctica del deporte como parte de la currícula. Esta escuela marcó un camino que hoy estamos recuperando con la rehabilitación del natatorio”, aportó por su parte el gobernador Lifschitz.

Del acto, que tuvo lugar en el patio de la institución, participó toda la comunidad educativa del ex Normal 3: estudiantes, ex alumnos y alumnas, docentes, miembros de la cooperadora y familiares. También estuvieron presentes el diputado Antonio Bonfatti y la concejala Verónica Irízar.

Para comenzar la jornada, se recibió a las banderas con sus correspondientes abanderados y escoltas. Luego, las autoridades y alumnos de distintos grados izaron la bandera en el mástil escolar mientras se entonaban las estrofas de Aurora. Uno de los momentos más esperados y más celebrados fue la entrada de los primeritos: los dos cursos de primer grado que de esa forma iniciaron oficialmente su camino como alumnos de la institución.

“Iniciamos un nuevo ciclo en el Normal y ya van más de 100. Este año particularmente damos comienzo con cambios anhelados en espacios de la escuela, con la pileta y el patio remozados. Hoy estamos de estreno. La escuela es nuestra y requiere de la atención de todos los actores de la comunidad educativa, y es una de las vivencias más fuertes que se tienen de lo público en la infancia. La escuela pública es un gran valor y le cambia la vida a las personas”, expresó la rectora Barbieri.

Acto seguido, se mostró un video donde miembros de la comunidad educativa reconstruyeron la importancia de la renovación del natatorio para la tradición pedagógica de la institución. “El natatorio es parte de la identidad de la institución. Los chicos que venían a clase tenían natación como parte del aprendizaje cotidiano”, relató Patricia Cáccamo, vicedirectora de nivel primario.

Desde el año 2000, el natatorio estaba inhabilitado para su uso. En 2015, el gobierno provincial asumió el compromiso de restaurarlo completamente, lo cual también demandó la instalación de un sistema de calefacción en la institución. “Para nosotros es una herramienta de trabajo fundamental. Nos permite tener un secundario orientado a la educación física, en una ciudad que ahora está abierta y muy vinculada al río, que pronto recibe a los Juegos de Playa”, aseguró por su parte el profesor Facundo Lugones.

“No se trata sólo de recuperar edificios, sino de recuperar políticas públicas, que deben ser un compromiso de todos los niveles del estado. Santa Fe está marcando un camino en ese sentido desde hace muchos años: 36% del presupuesto total de la provincia se destina a la educación. Esto tiene que ver no sólo con inversión en infraestructura, sino en tecnología, en formación docente, en innovación pedagógica y calidad de enseñanza”, concluyó diciendo el gobernador.