A la Justicia: miedo a bordo de un taxi y otra denuncia; los audios y la respuesta del taxista acusado


Sofía, la joven rosarina que hizo pública en las redes sociales una denuncia de posible intento de secuestro en un taxi, se presentó este lunes a la tarde en Fiscalía y contó lo ocurrido a bordo del vehículo. Luego de la viralización del caso se presentó una segunda denuncia en la misma Fiscalía por parte de otra joven, que también se encuentra bajo investigación ya que apunta contra el mismo chofer.

La denunciante agregó detalles de lo comentado en el video y aseguró que decidió bajarse del taxi cuando al chofer lo llamó un hombre y le dijo que “en media hora iba a estar”. “Era demasiada información que me parecía sospechosa”, expresó.

Sofía contó en su cuenta de Instagram que el conductor comenzó a hablar por WhatsApp con otro hombre que le pedía “una pizza” y le daba demasiados detalles sobre los ingredientes que pedía, como en una especie de charla “en clave”. Temiendo un acto contra su integridad física, logró bajarse y pidió ayuda.

“Me tomé un taxi, Pellegrini y España, le digo mi dirección y le pido que vaya por Entre Ríos. Ahí empieza a hablar con un tipo que le empieza a pedir una pizza con distintos ingredientes. Además le dice que si no tenía esa pizza, quería un carlito, con ciertos ingredientes; si tampoco tenía eso, le pedía una medialuna con queso y que el queso sea de determinada manera”, relató la joven en las redes antes de radicar la denuncia.



La versión del taxista y los audios


La familia del taxista dijo que el hombre hablaba con su hijo para juntarse a comer y difundieron los audios de la conversación.

En el ida y vuelta, se escucha: “Bueno, dale, dale. De última si no tiene empanadas, rompele las pelotas, hacen pizza nada más ahí. Si no un tostado, pero no sé si hacen, con manteca o mayonesa, pero no carlito, tostado. Sino empanadas o no importa. “Bueno, papi, dale. Fijate si podés comprar cerveza por algún lado porque por acá ya cerró la Marta, ya cerró el ebrio, ya cerró todo”. En respuesta, el taxista contesta mientras conduce: “Bueno aguantá media hora más que tengo un viaje. Están haciendo unas cosas nuevas ahí, una historia con choripanes así, tipo choripán pero de otra forma. Después te saco una foto del coso y elegís. Aguantame media hora más”.

Luego de escuchar esos audios, la pasajera decidió poner punto final al recorrido. Le pidió al chofer que pare y se bajó en inmediaciones de 27 de Febrero y Entre Ríos. En tanto, el propio conductor profesional –de nombre Gustavo– habló este lunes en el programa Telenoche y aseguró: “Yo en ningún momento quise secuestrarla, es incoherente lo que dice”. “Estaba hablando con mi hijo. Nunca me pasó una situación como esta”, añadió.

Por otra parte, dijo que entiende a la joven porque “hay mucho peligro en la calle”. “Yo la entiendo pero que no me escrache porque a mí me arruina. Tengo 53 años y dónde consigo trabajo”, manifestó el chofer de taxi, que dijo que se presentará este martes ante la Justicia.



+info


Viajar con miedo: la problemática de tomarse un taxi siendo mujer en Rosario